PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Protección frente al sol
Exponerse al sol sin protección daña la piel y los ojos, y puede provocar envejecimiento prematuro, manchas, e incluso cáncer. Sigue nuestros consejos y aprovecha los beneficios de tomar el sol sin sufrir las consecuencias.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Tipos de piel y factores de protección solar

Mujeres con diferentes tipos de piel

Los diferentes tipos de piel tienen reacciones diversas ante los rayos solares, y cada tipo precisa un factor de protección distinto. Como resulta obvio, las pieles muy pálidas necesitan un factor más alto que las oscuras, y deben exponerse al sol durante menos tiempo.

Aplicarse un protector solar no evita el bronceado, solo enlentece el proceso, pero de forma más saludable, consiguiendo así un bronceado más atractivo y duradero.

No todos los fotoprotectores sirven para todas las personas; por ello, antes de decantarse por uno es preciso conocer el fototipo de piel del individuo, es decir, el conjunto de características físicas con las que nace cada persona y que determinan su capacidad para broncearse. Existen 6 fototipos diferentes en función del color del pelo y de la piel, así como de la facilidad con que se queme o se broncee la piel.

¿Qué factor de protección solar necesita tu piel?

El Factor de Protección Solar (FPS) indica, mediante un número, el tiempo que se puede permanecer bajo el sol, antes de que aparezca el enrojecimiento previo a la quemadura. Por ejemplo, un factor 15, indica que se puede tomar el sol 15 veces más de lo que sería posible sin haber utilizado el protector.

Se distinguen seis tipos de piel, dependiendo de su resistencia al sol:

TIPO DE PIEL FPS

TIPO 1.Piel muy clara, ojos azules, pelirrojo y con pecas. Se quema siempre.

50

TIPO 2. Piel clara, cabello rubio o pelirrojo y con pecas. Se quema con frecuencia.

30

TIPO 3. Piel blanca. Se quema con moderación y se pigmenta.

15, como mínimo

TIPO 4. Piel blanca o ligeramente oscura, cabello y ojos castaños o negros. Se pigmenta con facilidad y de forma rápida. Apenas se quema.

entre 8 y 10

TIPO 5. Piel oscura. Se quema raras veces y se broncea con rapidez e intensidad. Protección moderada mínima.

entre 6 y 8

TIPO 6. Piel negra. No se quema nunca y se broncea inmediatamente.

entre 4 y 6

Actualizado: 26 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD