PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Correr por la playa puede causar lesiones

Correr o caminar por la orilla del mar puede ser muy beneficioso porque mejora la circulación sanguínea, reduce el estrés y tonifica los músculos, pero los desniveles pueden provocar sobrecargas y lesiones.
Mujer corriendo por la orilla del mar

Si corres por la playa, es mejor que lo hagas por la arena húmeda y llevando un calzado adecuado.

15 de Junio de 2015

Correr habitualmente por la orilla del mar puede causar sobrecargas en pies y piernas, e incluso llegar a producir lesiones, porque se trata de un terreno irregular que presenta desniveles que hacen que sea necesario cargar una pierna más que otra, tanto al caminar como al practicar running, tal y como han advertido los expertos del Colegio Oficial de Podólogos de la Comunitat Valenciana (ICOPCV).

Aconsejan realizar recorridos de ida y vuelta por la misma zona para que ambas piernas trabajen igual, y tener cuidado con los desniveles en la orilla que obligan a forzar la pisada y pueden causar una lesión

Estos especialistas han explicado que aunque caminar o correr con moderación por la playa mejora la circulación sanguínea (previniendo la aparición de varices o la hinchazón de los tobillos), tonifica los músculos y ayuda a relajarse y a controlar el estrés y, por lo tanto, puede resultar muy beneficioso, es conveniente realizar recorridos de ida y vuelta por la misma zona para que ambas piernas trabajen por igual, y tener cuidado con los desniveles que suele haber en la orilla porque obligan a forzar la pisada y pueden originar una lesión.

También señalan que correr por la arena seca aumenta el riesgo de sufrir una torcedura, y está absolutamente desaconsejado en el caso de tener problemas en las articulaciones o debilidad en los tendones. Por ello, recomiendan correr por la arena húmeda y con un calzado adecuado, que en este caso sería una zapatilla con una suela más fina que la que se emplea para correr por superficies duras como el asfalto, según ha explicado Alfredo Martínez, presidente del ICOPCV.

En cuanto a las lesiones más frecuentes que se producen al correr por la playa y otros terrenos irregulares, son dolor en el arco del pie o el talón, y esguinces de tobillo. Además, supone un mayor esfuerzo que hacer deporte en superficies lisas, por lo que hay que dosificar el ejercicio para evitar sobrecargas musculares.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''