La leche materna de vacunadas contra el COVID-19 contiene anticuerpos

Un estudio español ha encontrado anticuerpos en muestras de leche materna de mujeres que han superado el COVID-19 o que han sido vacunadas contra la enfermedad, por lo que podrían proteger a sus bebés del coronavirus con la lactancia.
Escrito por: Natalia Castejón

14/06/2021

Leche de vacunadas contiene anticuerpos

La lactancia materna es compatible con la vacuna del COVID-19, pues los últimos estudios científicos han demostrado que es seguro tanto para la madre como para el bebé. Sin embargo, había aún dudas sobre si esta protección podría pasar al lactante, ahora dos estudios han demostrado que existen anticuerpos en la leche materna tanto de mujeres vacunadas contra el COVID-19 como en las que ya han pasado la enfermedad, lo que sugiere que la leche materna es “un vehículo de transmisión de anticuerpos, aunque aún se necesita confirmar en nuevos estudios si esos anticuerpos son realmente neutralizadores y protectores en el niño”, según aclara Carmen Collado, del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA) del CSIC en Valencia.

Los estudios, realizados por miembros del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA), del centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico de Valencia, además de encontrar estos anticuerpos en la leche materna de las mujeres analizadas, también ha tenido en cuenta los niveles de anticuerpos hallados en función de tres de las vacunas disponibles, Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca. Ambos son resultado del trabajo llamado MilkCorona.

Los anticuerpos IgA se encontraron en mayores niveles que los IgG e IgM en las muestras leche materna, y fueron más numerosos tras la segunda dosis de la vacuna

Concretamente, los resultados publicados de manera preliminar en MedRxiv mostraron que había presencia, concentración y persistencia de los anticuerpos específicos del SARS-CoV-2 en la leche materna, IgA, IgG e IgM, pero no se detectó ARN del virus en ninguna de las muestras obtenidas. Los anticuerpos IgA se encontraron en mayores niveles que los IgG e IgM en las muestras leche materna.

Más anticuerpos tras la segunda dosis de la vacuna

“Estos resultados sustentan de forma evidente la importancia de recomendar la lactancia materna de forma sistemática en todos los casos en los que la madre tenga poca o nula sintomatología”, explica la doctora Martínez Costa. En cuanto a la cantidad de anticuerpos en función de la vacuna administrada, el segundo estudio encontró que aunque en todos los casos se había generado esta protección, cada vacuna lo hacía a niveles diferentes.

De las 75 mujeres lactantes vacunadas del estudio, 30 tenían la vacunación completa con Pfizer, 21 la pauta completa con Moderna y 24 habían recibido solo la primera dosis de AstraZeneca. Los hallazgos de las pruebas indicaron que el número de anticuerpos encontrado en la leche materna fue mucho más intenso tras la segunda dosis de la madre.

Algunas de las mujeres que habían sido vacunadas también habían pasado la enfermedad previamente, y sus resultados mostraron que tras la primera dosis de la vacuna su leche tenía niveles de anticuerpos similares a las mujeres sanas con dos dosis. Esto ayuda a corroborar la protección que ejerce una sola dosis para las personas que han superado el COVID-19.

Los investigadores continuarán estudiando el impacto de las variantes del coronavirus en los anticuerpos que se encuentran en la leche materna, el efecto de la vacunación completa de AstraZeneca y la persistencia de la protección tras la vacunación y la infección con el virus.

Fuente: CSIC

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD