Idean dos cremas para la hipersensibilidad cutánea por quimioterapia

La quimioterapia puede causar molestias acusadas como la hipersensibilidad en la piel y el entumecimiento de las extremidades. Científicos del CSIC han desarrollado dos ‘neurocosméticos’ para manos y pies que ya están en el mercado.

11/05/2022

Investigadora Teresa Vázquez prueba una de las crema para la hipersensibilidad cutánea

Teresa Vázquez Rodríguez, investigadora de Alodia Farmacéutica, prueba una de las cremas para la hipersensibilidad cutánea.

Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en colaboración con la Universidad Miguel Hernández y la empresa spin off del CSIC Alodia Farmacéutica, ha desarrollado dos cremas para manos y pies, ya disponibles en las farmacias, que calman la hipersensibilidad cutánea en los pacientes oncológicos, ayudando a sobrellevar de manera más confortable el tratamiento. La utilización de agentes quimioterápicos para el tratamiento de distintos tipos de cáncer lleva asociada un alto riesgo de complicaciones neurológicas y motoras, caracterizadas por la hipersensibilidad mecánica y al frío y el entumecimiento de manos y pies.

PUBLICIDAD

“Es lo que se conoce como neuropatía periférica inducida por quimioterapia (CIPN por sus siglas en inglés), que afecta aproximadamente a un tercio de los pacientes tratados con dosis estándar de quimioterápicos y casi a la totalidad de los que reciben dosis altas. En estos pacientes, la funcionalidad del sistema nervioso periférico está deteriorada y, cuando esta neuropatía periférica afecta a la calidad de vida del paciente, se suele proceder a la reducción e, incluso, a la suspensión del tratamiento quimioterápico”, explica la investigadora del CSIC Rosario González-Muñiz, del Instituto de Química Médica (IQM-CSIC).

Los pacientes en tratamiento de quimioterapia desarrollan con frecuencia (hasta en el 80% de los casos) una hipersensibilidad cutánea como efecto secundario de la toxicidad de los fármacos empleados que les provoca dolor abrasivo, calor, hormigueo e incluso sensaciones de pinchazos o descargas eléctricas muy molestas en las manos y los pies, por la que cualquier roce o cambio de temperatura les produce sensaciones molestas que, en ocasiones, les llevan a reducir o, incluso, abandonar el tratamiento.

PUBLICIDAD

Los mecanismos moleculares de la neuropatía periférica inducida por quimioterapia no se conocen con detalle, aunque sí se sabe que dependen del tipo de agente tumoral utilizado y, en general, se asocian a la alteración del tráfico de calcio en las neuronas. En el sistema nervioso periférico este tráfico está regulado, entre otros, por receptores de potencial transitorio (TRP), como los subtipos vainilloide tipo 1 (TRPV1) y melastatina tipo 8 (TRPM8). “Por lo tanto, la modulación de estos canales podría suponer un avance para aliviar el sufrimiento de los pacientes oncológicos con neuropatía periférica”, explica González-Muñiz.

Desarrollo cosmético para pacientes oncológicos

En los últimos años, el equipo liderado por esta investigadora del CSIC, en colaboración con el grupo de Antonio Ferrer en la Universidad Miguel Hernández (UHM) de Elche, ha trabajado en la inhibición de la entrada de calcio a través de los canales iónicos TRPM8, sensibles a temperaturas bajas, que se encuentran principalmente en neuronas sensoriales primarias de la piel.

Estas dos cremas para manos y pies que calman la hipersensibilidad cutánea en los pacientes oncológicos ya están disponibles en las farmacias

“Lo primero que hicimos fue identificar una familia de moléculas orgánicas pequeñas, tipo fármaco, eficaces y selectivas frente a otros canales TRP. A través de financiación de la Comunidad de Madrid y en estrecha colaboración con Alodia Farmacéutica, hemos iniciado el desarrollo farmacéutico de estas moléculas para el tratamiento tópico de la neuropatía periférica”, destaca González-Muñiz.

PUBLICIDAD

Como primera línea de negocio, Alodia Farmacéutica impulsó el desarrollo de una de estas moléculas como ingrediente neurocosmético. Los ensayos de seguridad indicaron que la molécula seleccionada en su forma pura no era irritante ni mutagénica, lo que permitió su registro como ingrediente cosmético. Se formularon, posteriormente, dos preparados cosméticos para manos y pies, especialmente sensibles cuando se sufre de neuropatía periférica. Estas formulaciones cosméticas, tras superar los estudios de absorción dérmica, estabilidad térmica y eficacia del conservante para prevenir contaminaciones bacterianas, pasaron a comercializarse en las farmacias.

La Universidad Miguel Hernández, a través de la star-up Prospera Biotech, ha puesto a disposición de los oncólogos y sus pacientes en farmacias una de estas cremas neuromoduladoras bajo el nombre de Oncapsisens, que contiene un innovador ingrediente activo (HMGP) que protege y mantiene en buen estado las terminaciones neurosensoriales cutaneas. En un estudio previo a su presentación a las farmacias realizado en 3 hospitales, se obtuvo como resultado que el 87% de los pacientes en quimioterapia que aplicaron esta nueva formulación 2 veces al día durante 4 semanas mejoraron su índice de calidad de vida dermatológico y más del 80% manifestaron sentir un alivio evidente de las sensaciones incómodas derivadas de sus tratamientos con quimioterapia.

PUBLICIDAD

Los investigadores de los equipos del IQM-CSIC y la UMH continúan con la optimización de esta serie de moléculas para incrementar su grado de eficacia en canales TRPM8 y conseguir propiedades mejoradas para su uso tópico, que permitan seleccionar los mejores candidatos clínicos.

Fuente: CSIC

Actualizado: 11 de mayo de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD