PUBLICIDAD

Restaurar una proteína podría ayudar a regenerar y rejuvenecer la piel

Restaurar una proteína necesaria para la regeneración de la epidermis que se degrada con la edad podría ayudar a reducir los daños provocados por el envejecimiento en la piel, rejuveneciendo su aspecto.
Escrito por: Eva Salabert

05/04/2019

Tratamiento estético para regenerar y rejuvenecer la piel

Revertir el envejecimiento de ciertos tejidos del organismo podría convertirse en realidad gracias al descubrimiento de investigadores de la Universidad Médica y Dental de Tokio, que han identificado un mecanismo por el que las células madre pierden su capacidad de regenerar la piel con el paso de los años, así como la forma de devolverles sus propiedades restaurando para ello una proteína –COL17A1– que resulta clave para mantener la integridad de la epidermis.

Las células madre presentes en la base de la epidermis se dividen de dos maneras: en dirección horizontal para crear nuevas células madre que regeneran la capa base de la epidermis, y en vertical para formas células diferenciadas que se dirigen a las capas más superficiales de la piel, donde son eliminadas.

La piel se mantiene joven a través de la selección natural de células madre que compiten entre ellas. Las que mantienen en buen estado la proteína COL17A regeneran la epidermis, pero la piel de los ancianos ha perdido la capacidad de regenerarse porque contiene una gran cantidad de células con daños en esta proteína, que se va degradando a medida que envejecemos, o a causa de factores externos como la exposición a la radiación solar ultravioleta, lo que explica que la piel se vuelva más frágil y fina con la edad, que pierda elasticidad y acumule manchas, y que las heridas tarden más tiempo en curarse.

Revertir el envejecimiento de la piel y otros tejidos epiteliales

En el estudio, que se ha publicado en Nature, se han identificado dos moléculas que tienen la capacidad de restaurar la proteína COL17A. Una de ellas es la apocinina, que es de origen vegetal y cuyas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias se conocen desde el siglo XIX, y la otra, la Y27632, es de origen sintético y en un estudio previo se comprobó que protegía a las células del corazón contra los daños derivados de la quimioterapia.

Al restaurar la proteína COL17A la piel recuperaba su grosor inicial y su capacidad de regenerarse y de curar las heridas con mayor eficacia y rapidez

Los ensayos se realizaron en piel de la cola de ratones porque se asemeja a la piel de las personas, y en cultivos de células cutáneas humanas en el laboratorio, y los resultados revelaron que al restaurar la proteína la piel recuperaba su grosor inicial y su capacidad de regenerar la capa base de la epidermis y de curar las heridas con mayor eficacia y rapidez, lo que significa que sería posible revertir el envejecimiento de la piel.

Los autores del trabajo han explicado que el mecanismo de envejecimiento que han descubierto podría ser igual o similar en otros tejidos epiteliales que están formados por capas de células, como ocurre con la mayoría de los del aparato circulatorio, respiratorio, genitourinario, o digestivo. Si los hallazgos se confirman, no solo contribuirían a desarrollar estrategias que permitieran regenerar la piel y disminuir los signos del envejecimiento, sino que también se podrían investigar opciones terapéuticas antiaging destinadas a prevenir o revertir el envejecimiento de otros tejidos epiteliales.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD