PUBLICIDAD

Desvelan por qué las mujeres viven 4 años más de media que los hombres

Un informe de la Organización Mundial de la Salud revela los factores biológicos y sociales que influyen para que las mujeres tengan, de media, una esperanza de vida más de cuatro años superior a la de los hombres.
Escrito por: Eva Salabert

05/04/2019

Pareja de adultos en el que la mujer es más saludable

Desde el año 2000 la esperanza de vida en el mundo se ha incrementado cinco años y medio, lo que supone el mayor aumento desde la década de los sesenta del siglo pasado, de acuerdo a las estadísticas que figuran en un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que también revela que, de promedio, las mujeres viven más de cuatro años más que los varones, y siguen siendo más longevas en todos los países.

El estudio de la OMS, publicado en el marco del Día Mundial de la Salud que se celebra el 7 de abril, ofrece datos prometedores, como que actualmente las personas también pueden vivir más tiempo disfrutando de buena salud, unas cifras que han pasado de 58,5 años en el 2000 a 63,3 en 2016. Sin embargo, tanto la longevidad como los años de vida saludable dependen en gran medida del país de residencia, ya que la esperanza de vida en los países con menos recursos es de 18,1 años menos que la de los países desarrollados.

Vivir en países con menos recursos puede suponer tener una esperanza de vida 18,1 años menor que en los países desarrollados

Factores que influyen en la esperanza de vida de hombres y mujeres

El informe analiza por primera vez las condiciones de salud de ambos sexos para determinar las razones por las que las féminas viven más, incluso en zonas del planeta donde los servicios higiénicos y sanitarios son deficientes o de difícil acceso. Aunque en estos casos la diferencia en la esperanza de vida entre hombres y mujeres se reduce significativamente ya que, por ejemplo, en los países pobres uno de cada 41 fallecimientos de mujeres se deben a causas relacionadas con el embarazo y el parto, una proporción que en los países ricos es de uno por cada 3.300 fallecimientos.

Richard Cibulkis, el principal autor del informe, ha explicado que el sistema inmune de las mujeres es más fuerte y que por eso mueren más niños que niñas menores de cinco años, sobre todo en los países en vías de desarrollo.  La ventaja biológica de las mujeres, además, aumenta tras la pubertad gracias a que las hormonas femeninas las protegen frente a problemas de salud como las enfermedades cardiovasculares, mientras que algunas hormonas masculinas vuelven a los varones más propensos a sufrir un infarto, por ejemplo.

Los varones consumen más alcohol y tabaco, tienen más conductas de riesgo y accidentes de tráfico, más muertes violentas y cometen un 75% más suicidios

Sin embargo, los factores que influyen en la longevidad de hombres y mujeres no son solo biológicos o medioambientales, sino que aspectos como el nivel de ingresos o de educación también influyen considerablemente (menor esperanza de vida en los individuos con menos educación e ingresos más bajos). De hecho, el impacto de los factores sociales no es desdeñable, ya que los varones consumen más alcohol y tabaco, tienen más conductas de riesgo y accidentes de tráfico –en los que fallecen el doble de hombres–, más muertes violentas (cuatro veces más que ellas), y cometen un 75% más suicidios, según ha afirmado Cibulkis.

Ellas se cuidan más que ellos

Otro dato que el informe ha destacado es que las mujeres se cuidan más que los hombres; ellas acuden más al médico, se someten a más pruebas –entre ellas la del sida– para detectar a tiempo posibles enfermedades, y siguen los tratamientos recomendados por el especialista, por lo que tienen menos probabilidades de morir a causa de ciertas enfermedades infecciosas como la tuberculosis.

Los expertos de la OMS también han señalado que entre las 40 principales causas de muerte a nivel mundial, 33 afectan más a los varones, como la enfermedad isquémica del corazón, los accidentes de tráfico, el cáncer de pulmón, tráquea o bronquios, la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva cronica), el ictus, la cirrosis hepática o la tuberculosis, entre otras.

Entre las 40 principales causas de muerte a nivel mundial, 33 afectan más a los varones

Respecto a las enfermedades que provocan más muertes entre las mujeres, las siete que encabezan la lista son: cáncer de mama, complicaciones asociadas a la maternidad, cáncer de cuello de útero, alzhéimer, enfermedad reumática del corazón, malaria y malformaciones congénitas.

Muchas de ellas se asocian al estilo de vida y se podrían prevenir, por lo que durante la presentación del documento en Ginebra Samira Asma, directora de datos de este organismo, ha declarado que es necesario priorizar de forma urgente la atención primaria de la salud para abordar con mayor eficacia las enfermedades no transmisibles y evitar los factores de riesgo. Y ha añadido que medidas tan sencillas como controlar la presión arterial no están suficientemente establecidas aún, y que fumar continúa siendo una de las principales causas de muerte prematura.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD