Alimentos ultraprocesados ligados a enfermedad inflamatoria intestinal

Las personas que consumen grandes cantidades de alimentos ultraprocesados (precocinados, cereales azucarados…) tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedad inflamatoria intestinal, como enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa.
Escrito por: Natalia Castejón

16/07/2021

Ultraprocesados: +problemas intestinales

Cada vez son más los productos ultraprocesados que se consumen en el mundo, alimentos como horneados, bebidas gaseosas, comidas preparadas, cereales azucarados o productos de carne y pescado reconstituidos que incluyen en su composición aditivos, grandes cantidades de grasa, azúcares y sal agregados, pero que carecen de vitaminas y fibra. Ahora, un estudio ha relacionado su consumo excesivo con más riesgo de padecer enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

Los investigadores de este trabajo, publicado en la revista The BMJ, quisieron saber más acerca de por qué la enfermedad inflamatoria intestinal, como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, ocurre con más frecuencia en países industrializados. Al parecer esto se debe a las costumbres alimentarias de estas regiones, en las que predomina el consumo de productos ultraprocesados.

Tomar entre una y cuatro raciones de alimentos ultraprocesados al día aumenta el riesgo de EII un 67% y cinco o más hasta un 82%

Para poder conocer más, el estudio analizó la información dietética de 116.087 personas entre 35 y 70 años de 21 países distintos y con niveles de ingresos diferentes. El seguimiento se llevó a cabo durante un promedio de 9,7 años y se tuvieron en cuenta los nuevos diagnósticos de enfermedad inflamatoria intestinal.

Hasta un 82% más de riesgo de EII

Los resultados tras ese tiempo indicaron que 467 de los participantes fueron diagnosticados con EII, 377 con colitis ulcerosa y 90 con enfermedad de Crohn. También se analizó el tipo de alimentación que habían seguido los participantes y se encontró que los que tomaron cinco o más porciones de ultraprocesados al día tenían un 82% más de riesgo de EII que los que tomaban menos de una. Este porcentaje era del 67% en el caso de los que consumían entre una y cuatro raciones.

En cuanto a los alimentos en sí, se observó que los refrescos, refrigerios salados, productos endulzados refinados y la carne procesada presentaban los mayores riesgos de enfermedad inflamatoria intestinal. Por el contrario, las carnes blancas, rojas, lácteos, frutas, verduras y legumbres no se relacionaron con más riesgo de EII.

Según explican los autores, puede ser que no sea el alimento en sí el que aumente el riesgo de EII, sino que más bien sería la forma en la que procesa o ultraprocesa esa comida. Aun así, insisten en que se trata de un estudio observacional y que se necesitan más investigaciones que descarten la posibilidad de que otros factores que no se hayan medido en este trabajo pudiesen también influir en la aparición de este problema digestivo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD