Los cereales integrales reducen los factores de riesgo de cardiopatías

Tomar tres raciones de granos integrales al día reduce el riesgo de que aumente la presión arterial, el tamaño de la cintura y los niveles de azúcar en sangre, tres factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares.
Escrito por: Natalia Castejón

15/07/2021

Cereales integrales, menos cardiopatías

Incrementar la ingesta de cereales integrales en la dieta podrías ser de ayuda para reducir el riesgo de enfermedad cardiovasculares. Así lo ha revelado un estudio que ha analizado los efectos de estos granos integrales en cinco factores de riesgo de cardiopatías, como la presión arterial, azúcar en sangre, colesterol HDL (bueno), triglicéridos y tamaño de la cintura.

La investigación se llevó a cabo durante un periodo de 18 años en el que se recogió toda la información alimentaria y de salud de un grupo de 3.100 participantes con 50 años de media al inicio del trabajo. Los individuos fueron separados en función del nivel de consumo de granos integrales, desde menos de la mitad de una porción al día –una porción es equivalente a una rebanada de pan, media taza de avena o de arroz integral–, hasta tres o más raciones por jornada.

Tomar pocos cereales integrales hizo que aumentase 2,54 cm el perímetro de la cintura, en comparación con 1,72 de los que tomaron grandes cantidades de este tipo de grano

Los resultados, que se han publicado en el Journal of Nutrition, han revelado que cada cuatro años el tamaño de la cintura aumento un promedio de 2,54 cm en los que tenían un bajo consumo de cereales integrales, mientras que esta cifra fue tan solo la mitad, 1,72 cm, en el caso de los que ingerían altas cantidades de este grano, por ejemplo en panes y cereales.

Protección contra las enfermedades cardiacas

También los investigadores del Centro de Investigación de Nutrición Humana sobre el Envejecimiento del USDA Jean Mayer en la Universidad de Tufts (EE.UU.) analizaron el consumo de granos refinados, principalmente procedentes de pasta y pan blanco, y encontraron que los que tomaron menos de ellos presentaban un menor aumento promedio en el tamaño de la cintura y una mayor disminución en los niveles de triglicéridos cada cuatro años.

“Nuestros hallazgos sugieren que comer alimentos integrales como parte de una dieta saludable brinda beneficios para la salud más allá de simplemente ayudarnos a perder o mantener el peso a medida que envejecemos. De hecho, estos datos sugieren que las personas que comen más granos integrales son más capaces de mantener su el azúcar en la sangre y la presión arterial a lo largo del tiempo. El manejo de estos factores de riesgo a medida que envejecemos puede ayudar a protegernos contra las enfermedades cardíacas”, ha explicado Nicola McKeown, principal autora de la investigación.

Según creen, este tipo de cereales pueden ayudar a que se mantenga el perímetro de la cintura y se reduzca el aumento de otros factores de riesgo relacionados con enfermedades cardiovasculares, todo ello debido a su poder saciante, sus cantidades de potasio, magnesio y antioxidantes, que pueden reducir la presión arterial. Las cantidades de fibra soluble también ayudan a controlar mejor el azúcar en sangre después de las comidas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD