La dieta mediterránea puede frenar la progresión de cáncer de próstata

Llevar una alimentación basada en la dieta mediterránea, rica en frutas, verduras, legumbres, cereales y pescado, puede ayudar a reducir la progresión del cáncer de próstata y mejora la calidad de vida de los afectados.
Escrito por: Eva Salabert

08/01/2021

Dieta mediterránea y cáncer de próstata

Los hombres con cáncer de próstata que llevan una alimentación que se ajusta a los patrones de la dieta mediterránea tienen menos riesgo de que la enfermedad progrese, según se ha comprobado en un estudio realizado por investigadores del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, cuyo objetivo era analizar el impacto de este tipo de dieta en la progresión de estos tumores.

Los investigadores ajustaron aquellos factores conocidos por aumentar el riesgo de que el cáncer se agrave con el tiempo, como la edad, el antígeno prostático específico (PSA) y el volumen del tumor, y observaron que los varones cuya dieta contenía más frutas, verduras, legumbres, cereales y pescado tenían un menor riesgo de que su tumor creciese o se extendiese. Examinaron también el efecto de la diabetes y el uso de estatinas y encontraron una reducción del riesgo similar en estos grupos de pacientes.

Por cada aumento de un punto en la puntuación de la dieta mediterránea, los investigadores observaron un riesgo de progresión un 10% menor

La mayoría de los participantes en el estudio eran blancos, pero sus autores también comprobaron que el efecto de seguir una dieta mediterránea era más pronunciado en los participantes afroamericanos y otros individuos que se autoidentificaron como no blancos. Estos hallazgos son importantes porque la tasa de diagnóstico de cáncer de próstata es más de un 50% mayor en los hombres afroamericanos, que también tienen un mayor riesgo de que esta enfermedad progrese y de morir por su causa.

Carrie Daniel-MacDougall, profesora asociada de Epidemiología y autora principal del estudio, ha explicado que "la dieta mediterránea se ha relacionado constantemente con un menor riesgo de cáncer, enfermedades cardiovasculares y mortalidad. Este estudio en hombres con cáncer de próstata en etapa temprana nos acerca un paso más a brindar recomendaciones dietéticas basadas en evidencia para optimizar los resultados en pacientes con cáncer quienes, junto con sus familias, tienen muchas preguntas en esta área".

La dieta como apoyo al tratamiento del cáncer de próstata

El tratamiento del cáncer de próstata puede afectar a la calidad de vida y causar un deterioro de la función urinaria y sexual, por lo que es importante encontrar factores del estilo de vida que se puedan modificar para que los pacientes que son seguidos por los profesionales médicos puedan adoptarlos y mejorar el pronóstico de la enfermedad.

El estudio siguió a 410 hombres en un protocolo de vigilancia activa con cáncer de próstata localizado de grado Gleason grupo 1 o 2, a todos los cuales se les realizó una biopsia confirmatoria al inicio del estudio y a los que se evaluó cada seis meses mediante un examen clínico y estudios de laboratorio del antígeno sérico PSA y testosterona.

“Seguir una dieta rica en alimentos vegetales, pescado y un equilibrio saludable de grasas monoinsaturadas puede ser beneficioso para los hombres diagnosticados con cáncer de próstata en etapa temprana"

El 82,9% de los participantes en el ensayo eran caucásicos, el 8,1% negros y el 9% otras etnias o desconocidos. La mediana de edad fue de 64 años, el 15% de los hombres eran diabéticos y el 44% tomaba estatinas. Todos ellos completaron un cuestionario de frecuencia de alimentos de referencia de 170 ítems y se calculó la puntuación de la dieta mediterránea para cada participante en 9 grupos de alimentos ajustados por energía.

Posteriormente, y de acuerdo a estos datos, los participantes fueron divididos en tres grupos de adherencia alta, media y baja a la dieta. Tras realizar los ajustes correspondientes por edad y características clínicas, los investigadores observaron una asociación significativa entre una puntuación alta en la dieta y un menor riesgo de progresión del grado de cáncer. Por cada aumento de un punto en la puntuación de la dieta mediterránea, los investigadores observaron un riesgo de progresión un 10% menor. Después de una mediana de seguimiento de 36 meses, el cáncer progresó en 76 de estos varones.

El Dr. Justin Gregg, profesor asistente de Urología y autor principal del estudio, ha declarado que sus hallazgos sugieren que seguir de manera constante una dieta rica en alimentos vegetales, pescado y un equilibrio saludable de grasas monoinsaturadas puede ser beneficioso para los hombres diagnosticados con cáncer de próstata en etapa temprana", y ha añadido que esperan que "estos resultados, junto con la investigación adicional y la validación futura, animarán a los pacientes a adoptar un estilo de vida saludable".

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD