PUBLICIDAD

La dieta mediterránea mejora la salud cardiovascular de las mujeres

Las mujeres que incluyen en sus comidas diarias alimentos de la dieta mediterránea reducen hasta un 28% su riesgo de enfermedad cardiovascular, un porcentaje similar al que se consigue tomando estatinas.
Escrito por: Natalia Castejón

18/12/2018

Mujer mayor y la dieta mediterránea

La dieta mediterránea sigue sumando beneficios para la salud contrastados por la ciencia; esta vez, un reciente estudio demuestra que este tipo de alimentación, que se caracteriza por estar basada en frutas y verduras, legumbres, frutos secos, pescado y aceite de oliva, y un bajo consumo de carnes rojas y azúcares, podría ayudar a las mujeres a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

En la nueva investigación, publicada en la revista JAMA Network Open, se analizó a 25.994 mujeres estadounidenses con una edad media de 54,7 años, durante 12 años, que fueron divididas en tres grupos según si su seguimiento de la dieta mediterránea era alto (24,8% de las participantes), medio (36,2%) o bajo (39%), y después se compararon sus historiales médicos cardíacos durante el referido periodo.

Menor riesgo cardíaco a mayor adherencia a la dieta mediterránea

En total, el 4,2% de las mujeres con un bajo seguimiento de la dieta mediterránea (428) sufrieron un evento cardiovascular, así como el 3,8% de las que la seguían en un nivel considerado medio (356), y también el 3,8% (246) de aquellas cuyas pautas dietéticas eran más parecidas a las de este tipo de alimentación tuvieron problemas cardiacos.

La dieta mediterránea también redujo un 27,9% el riesgo de resistencia a la insulina y bajó un 27,3% el índice de masa corporal de las participantes

Los resultados mostraron que aquellas cuya adherencia a esta dieta era alta tenían un 28% menos riesgo de patología cardíaca, en comparación con el de aquellas con los niveles más bajos de adherencia, y que la reducción del riesgo era del 23% en las de adherencia media, y de un 25% si se combinaban las cifras de ambos grupos; unos beneficios similares a los que se producen cuando se toman estatinas, un medicamento indicado para reducir el colesterol.

Otros estudios ya habían asociado la dieta mediterránea con una disminución del riesgo de padecer enfermedades de corazón, aunque las razones no estaban claras. Los autores de este trabajo atribuyen en parte estos beneficios a que este tipo de alimentación ayuda a reducir la inflamación. Otros hallazgos relevantes del estudio son que las pacientes analizadas experimentaron una disminución de un 27,9% del riesgo de presentar resistencia a la insulina y una bajada en el índice de masa corporal (IMC) de un 27,3%, además de cambios favorables en los niveles de presión arterial y de colesterol.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD