Un nuevo hidrogel promete recuperaciones musculares más rápidas

Crean un nuevo hidrogel de alginato cargado con boro con el que se podría reducir a la mitad el tratamiento y el tiempo de recuperación de las lesiones musculares, según ha demostrado un estudio hecho en ratones.
Escrito por: Natalia Castejón

31/03/2021

Un nuevo hidrogel promete recuperaciones musculares más rápidas

Recuperarse de una lesión muscular en la mitad de tiempo podría ser posible gracias a un nuevo hidrogel desarrollado por dos investigadoras de la Universitat Politècnica de València (UPV) y el CIBER-BBN. En concreto es un hidrogel de alginato cargado con boro que ha demostrado ser capaz de regenerar el músculo dañado de manera rápida.

Aunque este material se ha diseñado y caracterizado solo a nivel preclínico, la inyección subcutánea con este nuevo hidrogel podría hacer que el músculo lesionado se regenere en la mitad de tiempo que lo haría de forma natural. Así lo ha demostrado un estudio hecho en ratones que se ha publicado en la revista Materials Science & Engineering C.

Según explican las investigadoras la clave de este alto rendimiento se encuentra en la liberación de boro, que al liberarse es capaz de estimular a las integrinas –unas proteínas que se encuentran en todas las células del cuerpo y que son importantes en la adhesión de las células a la matriz extracelular– todo esto hace que se promueva la formación de los tejidos. Por ejemplo, una rotura fibrilar de grado II que tarda normalmente 30 días en regenerarse, podría hacerlo en 15 días si se inyectase este nuevo hidrogel.

Proceso de regeneración acelerado

“En las pruebas que hemos hecho en nuestros laboratorios después de inducir una lesión aguda con cardiotoxina (el veneno de la serpiente cobra) en ratones, la activación del transportador del ion boro (NaBC1) aceleró el proceso de regeneración muscular. Comprobamos cómo al añadir boro a las células del músculo dañado, éstas aumentaban su nivel de adhesión y lo hicieron además de forma más rápida y robusta, con lo que el músculo se regeneró en un plazo de tiempo más corto”, explica Patricia Rico, una de las investigadoras del estudio.

Con este descubrimiento se podrían reducir a la mitad los tratamientos y recuperaciones en lesiones musculares, por ejemplo, producidas por un accidente deportivo. Además, el equipo de trabajo cree que este nuevo biomaterial podría ser utilizado para el tratamiento de distrofias musculares, como la distrofia muscular de Duchenne, una enfermedad hereditaria considerada como rara que afecta a 1 de cada 100.000 niños entre 2 y 3 años.

No obstante, las investigadoras creen que también se podía aplicar en la prevención y tratamiento de la atrofia muscular relacionada al envejecimiento, lo que supondría un gran avance y una reducción en el número de afectados.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD