Hormona tiroidea anormal en el embarazo afecta a la conducta del niño

Unos niveles de hormona tiroidea inadecuados durante el embarazo podrían afectar al bebé y que este tuviera problemas de comportamiento en edad escolar, pues esta hormona influye en el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso.
Escrito por: Natalia Castejón

07/01/2022

Hormona tiroidea anormal en el embarazo afecta a la conducta del niño

Durante el primer trimestre del embarazo el feto depende del suministro mediante la placenta de las hormonas tiroideas de su madre. Esta sustancia es muy importante para el correcto desarrollo cerebral y del sistema nervioso del bebé, y por ello un grupo de investigadores de la Universidad Médica de Anhui (China) ha descubierto que los niveles de esta hormona en el embarazo podrían predecir futuros problemas emocionales y de comportamiento, concretamente durante la edad preescolar.

PUBLICIDAD

Según la investigación, que se ha publicado en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, en las mujeres embarazadas tanto los niveles elevados, como bajos, de las hormonas tiroideas –en las que se encuentra la hormona estimulante de la tiroides (TSH) y la tiroxina libre (FT4)– pueden interferir en el desarrollo conductual de los niños.

Las pruebas para llegar a estas conclusiones se han realizado en 1.860 parejas de madres e hijos, y consistieron en mediciones de los niveles de hormonas tiroideas en el primer, segundo y tercer trimestre de gestación. A los niños se sometieron a un control cuando tenían cuatro años y se cumplimentó una lista de verificación para poder detectar posibles problemas emocionales y de conducta.

PUBLICIDAD

Agresividad por niveles moderados o bajos de hormonas tiroideas

Los resultados mostraron que los niños cuyas madres presentaron niveles altos de hormona tiroidea durante el embarazo tenían más riesgo de tener una actitud retraída, y más probabilidades de manifestar problemas de comportamiento y de tener ansiedad o depresión. Los niveles moderados y bajos de hormona tiroidea en la gestación se asociaron con un comportamiento agresivo de los hijos al llegar a la edad preescolar.

Los hijos de mujeres con niveles altos de hormona tiroidea en el embarazo tenían más riesgo de ser retraídos y de sufrir ansiedad o depresión

“Nuestros hallazgos destacan la importancia de una estrecha vigilancia y control de la función tiroidea materna durante el embarazo. Esta investigación presenta una nueva perspectiva en la intervención temprana de los problemas emocionales y de comportamiento de los niños”, ha explicado Kun Huang, principal investigador del estudio.

PUBLICIDAD

Midiendo los niveles de hormonas tiroideas de las mujeres embarazadas se podrían predecir muchos de los problemas emocionales y de comportamiento de la descendencia en el futuro, lo que ayudaría a tomar medidas de manera precoz para evitar su aparición y reduciría los problemas psicológicos de los niños en edad preescolar.

Actualizado: 7 de enero de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD