La esclerosis múltiple no causa complicaciones extra en el embarazo

Las embarazadas con esclerosis múltiple no tienen un mayor riesgo de complicaciones en el embarazo, tales como diabetes gestacional o muerte fetal, que aquellas que no tienen esta enfermedad, tal y como ha confirmado un reciente estudio.
Escrito por: Natalia Castejón

08/02/2021

La esclerosis no complica el embarazo

Existen algunas dudas sobre si las mujeres con esclerosis múltiple que se quedan embarazadas tienen más riesgo de presentar más complicaciones en el embarazo. De hecho, son muchas las mujeres con esta patología autoinmune del sistema nervioso que deciden no tener hijos por miedo a que se agraven sus brotes o a la posibilidad de transmitírsela a sus bebés –miedos infundados según los neurólogos–. Para solventar estas dudas, un equipo de investigadores de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) ha llevado a cabo un estudio en el que han concluido que estas mujeres, en general, tienen embarazos tan saludables como los de las que no tienen dicha enfermedad.

La investigación, que se ha publicado en la revista Neurology, concluyó que las embarazadas con esclerosis pueden no tener un mayor riesgo de, por ejemplo, diabetes gestacional, cesárea de emergencia o muerte fetal que las sanas. Los ensayos se realizaron en 2.930 embarazadas con esclerosis múltiple y 56.958 sin esta enfermedad.

Aunque no encontraron diferencias en cuanto a la preeclampsia, diabetes gestacional o malformaciones, sí había más riesgo de cesárea o parto programado y bebés más pequeños

Los resultados indicaron que no había diferencias en el riesgo de preeclampsia, complicaciones de la placenta, diabetes gestacional, cesárea de emergencia, muerte fetal, parto con necesidad de instrumentos, parto prematuro, malformaciones congénitas o un puntaje del test de Apgar bajo, que mide los reflejos, frecuencia cardiaca o el tono muscular del recién nacido.

15% más de riesgo de parto inducido en mujer con esclerosis

Pero lo que sí encontraron fue que el 14% de las embarazadas con esclerosis múltiple tuvieron una cesárea electiva –intervención programada–, en comparación con el 8% de las mujeres sin la enfermedad. Una vez se tuvieron en cuenta otros factores de riesgo, como la edad de la madre o una cesárea previa, las probabilidades aumentaron a un 89% más de cesárea selectiva en gestantes con esclerosis.

Además, los investigadores observaron que las mujeres embarazadas con esclerosis presentaban un 15% más de riesgo de parto inducido, un 29% más de probabilidades de dar a luz a bebés pequeños y hasta un 13% menos de riesgo de tener bebés con signos de falta de oxígeno o asfixia, todo ello en comparación con las gestantes sanas.

“Creemos que la razón por la que más mujeres con esclerosis múltiple tienen bebés por cesárea electiva o parto inducido puede tener que ver con síntomas relacionados con la esclerosis múltiple, como debilidad muscular, espasticidad o fatiga que podrían afectar el parto. Cualquiera de estos podría hacer que la madre se sienta más cansada y provocar complicaciones en el parto que podrían hacer que el médico y la mujer tomen precauciones adicionales”, ha expuesto Melinda Magyari, autora del estudio.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD