PUBLICIDAD

Descubre por qué seguimos viendo cuando cerramos los ojos al parpadear

Científicos alemanes y estadounidenses desvelan que nuestro cerebro guarda la imagen previa al parpadeo en la corteza prefrontal medial, por eso cuando cerramos los ojos en esos breves lapsos de tiempo no dejamos de ver.
Escrito por: Caridad Ruiz

28/09/2018

Descubre por qué seguimos viendo cuando cerramos los ojos al parpadear

Photo by Pexels.com

Hagamos la prueba: cuando parpadeamos (un movimiento involuntario y que se repite cada 5 segundos), no dejamos de ver. Es decir, no se percibe la oscuridad que se produce aunque solo sea durante unas milésimas de segundo. Lo que nuestros ojos captaban en el instante de cerrar los ojos, permanece en nuestra retina. Para ello, el cerebro tiene sus trucos: guarda esa información visual durante ese cortísimo lapso de tiempo y luego la junta para formar una imagen sin interrupciones. Cómo y dónde se produce este fenómeno en nuestro cerebro lo han descubierto científicos de la Universidad de Nueva York: la corteza prefrontal medial, una región asociada a la memoria a corto plazo. El estudio se ha publicado en Current Biology.

Caspar Schwiedrzik y su equipo de neurocientíficos del Centro Alemán de Primates y del Centro Médico Universitario de Göttingen (Alemania), junto con sus colegas de la Universidad de Nueva York sospechaban que la parte del cerebro en la que se mantiene la imagen durante el parpadeo, la llamada memoria perceptual, podría ser una región llamada corteza prefrontal medial, que tiene mucha importancia en la memoria a corto plazo y en la toma de decisiones.

La corteza prefrontal medial tiene mucha importancia en la memoria a corto plazo y en la toma de decisiones

Se estudió con enfermos de epilepsia

Para corroborar sus sospechas, en la Universidad de Nueva York, los científicos estudiaron esta región en pacientes con epilepsia, a los se les había implantado electrodos temporalmente en el cerebro para tratar su enfermedad. A los sujetos se les mostró una cuadrícula con puntos en una pantalla y se les pidió que indicarán si la orientación de estos era horizontal o vertical. Luego se les mostró otra cuadrícula de puntos y también tenían que indicar la orientación. Cuando señalaban que las dos orientaciones eran iguales se interpretó que los sujetos habían usado la información del primer test para establecer una percepción definitiva en el segundo. Al tiempo que los sujetos realizaban estos ejercicios, observaron que se registraba actividad neuronal en la corteza prefrontal. En cambio, uno de los pacientes al que se le había extirpado una sección de la circunvolución frontal superior del cerebro, a causa de una enfermedad anterior, no pudo guardar la información visual.

Descubrieron así que la corteza prefrontal medial calibra la información que en ese momento está viendo con la que obtuvo anteriormente, y así los humanos ven el mundo con estabilidad, aun cuando cierran los ojos para parpadear. De la misma forma, cuando vemos una expresión fácil, esta parte del cerebro guarda información que influye en la manera en que percibimos el siguiente rostro que vemos.

En próximos estudios, los investigadores pretenden investigar qué papel juega la confianza en la propia percepción en nuestra memoria perceptual.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD