PUBLICIDAD

El 50% de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años

La mitad de las enfermedades mentales empiezan en la adolescencia, y la mayoría ni se detectan ni se tratan. Estos son algunos de los alarmantes datos divulgados con motivo del Día Mundial de la Salud Mental 2018.
Escrito por: Natalia Castejón

09/10/2018

La salud mental es fundamental para el bienestar de las personas, y la adolescencia es una etapa clave para desarrollar y establecer unos buenos hábitos emocionales y sociales que faciliten el manejo de las emociones y ayuden a prevenir la aparición de trastornos mentales. Actualmente, y según advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años, y en la mayoría de los casos no son diagnosticadas ni tratadas.

Este dato tan preocupante ha sido uno de los motivos por los que la OMS ha decidido que el bienestar mental de los adolescentes sea el tema principal del Día Mundial de la Salud Mental, que tiene lugar cada 10 de octubre. El lema elegido este año por la Confederación de Salud Mental de España ha sido ‘Educación inclusiva, salud mental positiva.

Entre el 10% y el 20% de los adolescentes de todo el mundo tienen problemas mentales

A nivel mundial, entre el 10% y el 20% de los adolescentes tienen problemas de salud mental, sin embargo, son muy pocos los que piden ayuda debido al estigma que rodea a este tipo de trastornos. Los trastornos emocionales, como la ansiedad, los de la conducta alimentaria, como la anorexia o la bulimia, los del comportamiento infantil, como la hiperactividad, o la psicosis, con alucinaciones o delirios, son algunos de los problemas mentales que tienen los jóvenes y que deben ser detectados cuanto antes por miembros de su familia, en los centros educativos, o por sus propios amigos.

El suicidio, tercera causa de muerte en adolescentes

La depresión constituye una de las principales causas de enfermedad y discapacidad en los adolescentes de todo el mundo, mientras que el suicidio se ha posicionado como la tercera causa de muerte en los jóvenes de entre 15 y 19 años; según la OMS, en 2016 unos 62.000 murieron como consecuencia de autolesiones. Más del 90% de los suicidios en adolescentes se produjeron en países de ingresos bajos o medios, y se asocian con sentimientos de soledad y desesperanza.

Los expertos de la OMS también señalan que los problemas de salud mental representan el 16% de la carga global de enfermedad y lesiones en las personas con edades comprendidas entre los 10 y los 19 años. En este grupo de población, además, el riesgo para la salud física y mental aumenta con el abuso del alcohol y otras sustancias –que provoca actitudes de riesgo al volante o en las relaciones sexuales–, un mal uso de las tecnologías, el acoso escolar o ser víctima de abusos sexuales.

Problemas mentales en niños menores de 14 años
Es fundamental enseñar a los adolescentes a ser más resilientes y a saber pedir ayuda.

Son especialmente vulnerables aquellos jóvenes que viven en entornos precarios o pertenecen a grupos minoritarios o discriminados, como los que tienen trastornos del espectro autista, enfermedades crónicas, una afección neurológica, discapacidad intelectual, padres adolescentes, son huérfanos, o han sido sometidos a matrimonios forzados o precoces. A su vez, los individuos que cumplen alguna de las características mencionadas son también proclives a sufrir discriminación, exclusión social, estigma, una mala salud física y a que sus derechos humanos sean violados.

Prevención de los problemas mentales en adolescentes

Para poder prevenir los trastornos mentales en los jóvenes es importante ofrecerles alternativas a los comportamientos de riesgo, y divulgar el conocimiento de los síntomas y signos que pueden indicar una enfermedad mental, para conseguir un diagnóstico y tratamiento precoces. También hay que formar a los niños para que sean más resilientes y capaces de hacer frente a las adversidades que puedan ocurrir en el futuro.

Dormir bien, hacer ejercicio, tener una actitud positiva y saber manejar sus emociones, son los pilares para evitar trastornos mentales en la adolescencia

Procurar que nuestros hijos tengan un descanso nocturno suficiente, realicen ejercicio físico, tengan una actitud positiva, conecten con los demás, sepan pedir ayuda en caso de necesitarla, o conozcan cómo manejar sus emociones, puede ayudarles a evitar los factores de riesgo que pueden desencadenar la aparición de problemas mentales en la adolescencia.

Desde el punto de vista de los gobiernos, estos deben promover los programas de prevención de consumo de alcohol y otras sustancias, de conductas sexuales de riesgo, de la violencia o del suicidio, y establecer programas de prevención destinados a los adolescentes especialmente vulnerables a consecuencia de tener una situación familiar o socioeconómica desfavorable. Además, desde la OMS recomiendan abordar las necesidades de los más jóvenes evitando la institucionalización y la medicación excesiva, y priorizando los tratamientos no farmacológicos.

Problemas de salud mental en adolescentes en España

En España, el 30% de los jóvenes entre 15 y 29 años han presentado síntomas de trastornos en la salud mental y estos suponen el sexto problema crónico de salud en el país, por delante incluso de la diabetes, según el Centro de Referencia Estatal de Atención Psicosocial a Personas con Trastorno Mental Grave (CREAP). Según la Encuesta Nacional de Salud 2017, en España uno de cada diez jóvenes mayores de 15 años reconoció haber sido diagnosticado con algún trastorno mental.

Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, la CREAP va a celebrar la jornada con el lema ‘La Salud Mental se crea’ en la que se hablará sobre uno de los grandes problemas que experimentan las personas con estos trastornos: el estigma que los acompaña; además, desmontarán los mitos relacionados y presentarán iniciativas de sensibilización a nivel local, nacional e internacional.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD