El placebo tiene efecto incluso si la persona sabe que lo está tomando

Los medicamentos que se usan como placebo podrían reducir los marcadores cerebrales de angustia emocional, mejorando el bienestar de una persona, incluso aunque sepa que lo que toma no tiene ningún ingrediente activo.
Escrito por: Natalia Castejón

07/08/2020

El efecto del placebo

El placebo es una sustancia que carece de principios activos que se utiliza en estudios clínicos para comparar su efecto (o mejor dicho la falta del mismo) con el que produce el medicamento real cuya eficacia se desea comprobar, y que también se usa, por ejemplo, para los días de descanso de la píldora anticonceptiva, para evitar que se pierda la costumbre de tomarla. Pero ahora un estudio realizado por la Universidad Estatal de Michigan, la Universidad de Michigan y el Dartmouth College (EE.UU.) ha encontrado que las personas que toman estas píldoras inocuas pueden reducir su angustia emocional sabiendo lo que están tomando.

La investigación, que se ha publicado en la revista Nature Communications, contó con dos ensayos diferentes. Ethan Kross, coautor del estudio ha subrayado que los hallazgos confirman que los placebos no engañosos además de ser un producto de sesgo de respuesta, también representan efectos psicobiológicos genuinos.

El placebo reduciría los sentimientos negativos

En uno de los ensayos se analizaba a 62 participantes –de los cuales 29 formaban parte del grupo de placebo no engañoso y el resto del grupo de control–, que tenían que observar 30 imágenes positivas y 10 neutrales. En el segundo trabajo, en el que participaban 198 personas –99 del grupo de control y 99 en el de placebo no engañoso–, estas debían ver 30 imágenes negativas y 30 neutrales.

Las personas del grupo de placebo no engañoso dijeron que el espray nasal ayudó a reducir su angustia, y además se observaron cambios cerebrales que lo corroboraban

Antes de las visualizaciones, a todos los participantes se les administraron unos aerosoles nasales con solución salina; al grupo placebo no engañoso se le advirtió que se trataba de un placebo, pero que ayudaría a reducir sus sentimientos negativos si así lo creían, mientras que a los del grupo de control se les dijo que el espray mejoraría las lecturas fisiológicas que estaban haciendo los investigadores.

Después de las visualizaciones por ambos grupos, se preguntó a los voluntarios acerca de sus emociones. Los resultados del primer estudio indicaron que los individuos pertenecientes al grupo de placebo no engañoso expusieron que su angustia emocional se había reducido, y en el segundo ensayo este mismo grupo mostró una menor actividad eléctrica en el cerebro, lo que supone una reducción en la aflicción por los eventos emocionales.

La primera prueba podría no ser totalmente fiable, pues no hay que olvidar que los resultados están basados en los cuestionarios a los que respondieron los propios participantes. Sin embargo, en el segundo se observaron cambios físicos en los marcadores cerebrales de angustia emocional, algo que no se podría alterar de manera voluntaria.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD