PUBLICIDAD

Los médicos son los profesionales con la tasa de suicidio más alta

Los médicos tienen la tasa de suicidio más alta de entre todas las profesiones. En EE.UU. cada año se suicidan entre 28 y 40 médicos de cada 100.000, más del doble de los suicidios registrados en la población general.
Escrito por: Eva Salabert

24/05/2018

Médico triste y con problemas

Noruega, Finlandia o Singapur también han mostrado una tendencia suicidas en los médicos.

Un nuevo estudio ha revelado que la tasa de suicidios entre los médicos es más elevada que en cualquier otra profesión, y que existen pocas intervenciones que ayuden a reducir su incidencia. En trabajos anteriores ya se había observado que la mayoría de los profesionales de la medicina experimentan un intenso estrés laboral y burnout, y que el estrés comienza durante los estudios de medicina y continúa durante la residencia con horarios prolongados, elevadas exigencias y responsabilidad, y falta de sueño.

Los resultados de la investigación, que se han presentado en la reunión anual de la American Psychiatric Association, muestran que entre 28 y 40 médicos de cada 100.000 se suicidan cada año en Estados Unidos, lo que equivale a entre 300 y 400 suicidios anuales, y supone más del doble de los suicidios que se producen entre la población general, y que se estimaron en 13,42 por cada 100.000 personas en el año 2016.

Muchos de los médicos que sufren depresión o ideas suicidas evitan consultar a un psiquiatra por temor a ser estigmatizados

Los investigadores examinaron los suicidios de los médicos durante los últimos diez años, así como las intervenciones que se habían llevado a cabo con el objetivo de reducir las ideas suicidas o los síntomas de depresión entre estos profesionales, y no encontraron una disminución en las tasas de suicidio tras la implementación de este tipo de estrategias, como los programas de salud para médicos ofrecidos por los hospitales.

Factores de riesgo del suicidio entre los médicos

Estos expertos han hecho hincapié en que determinados factores de riesgo que son prevenibles hacen que los médicos sean más propensos al suicidio, ya que antes de suicidarse muchos de estos profesionales habían sido diagnosticados de algún trastorno emocional, o presentaban adicciones al alcohol u otras sustancias. Respecto a los métodos que usaron con mayor frecuencia para quitarse la vida destacan la sobredosis de medicamentos seguido por las armas de fuego.

A pesar de que muchos médicos experimentan depresión o ideaciones suicidas no suelen consultar al psiquiatra. De hecho, uno de los estudios revisados por los autores del trabajo, que se basaba en una encuesta de Facebook realizada a más de 2.000 médicos, reveló que, aunque la mitad de ellos consideraba que sufría algún tipo de trastorno mental evitaban la visita al psiquiatra por temor a ser estigmatizados, y esta reticencia a solicitar ayuda podría ser, en opinión de los investigadores, el mayor obstáculo para que se les administre un tratamiento precoz y efectivo.

Las cifras de suicidios entre los médicos resultan alarmantes y el problema parece ser global, ya que investigaciones llevadas a cabo en otros países con estilos de vida muy diferentes a Estados Unidos, como Noruega, Finlandia, Singapur, Australia o China, también han mostrado un aumento de la prevalencia de los trastornos de ansiedad y depresión y las tendencias suicidas entre estudiantes de medicina y médicos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD