PUBLICIDAD

Un marcador no verbal podría determinar si un individuo tiene autismo

Un marcador neural no verbal del autismo, que demuestra que los afectados por este trastorno son más lentos para atenuar la actividad neuronal que se produce en el cerebro en respuesta a las señales visuales, podría ayudar a su diagnóstico.
Escrito por: Eva Salabert

21/08/2019

Niña sonriendo mientras se hace electroencefalograma

Los científicos siguen intentando encontrar herramientas eficaces y poco invasivas que permitan detectar los trastornos del espectro autista (TEA) en los primeros meses de vida, y un nuevo marcador neural no verbal del autismo, que es independiente de la inteligencia, podría convertirse en una herramienta para diagnosticar potencialmente este trastorno en el futuro. Este marcador neural ha sido identificado por investigadores del Dartmouth College (EE.UU.), y demuestra que los autistas son más lentos al atenuar la actividad neuronal del cerebro en respuesta a las señales visuales.

Cuando nuestro cerebro recibe información de dos imágenes al mismo tiempo, estas oscilan adelante y atrás en la conciencia, alternando entre ambos ojos, y en estudios previos realizados por estos expertos se había comprobado que el cerebro autista tardaba más en cambiar de una imagen a otra –lo que también se conoce como rivalidad binocular más lenta–, y que se debe a que el neurotransmisor GABA filtra y regula con dificultades las señales sensoriales.

Un test visual que podría usarse como marcador no verbal del autismo

En la nueva investigación, que se ha publicado en Current Biology, los investigadores emplearon imágenes cerebrales para medir la tasa más lenta de rivalidad binocular en personas con autismo, y sus resultados les permitieron determinar con precisión si estos individuos tenían el trastorno y predecir también la gravedad de los síntomas del autismo, que se midieron con pruebas tradicionales.

El estudio mostró que los datos neurales podrían utilizarse para predecir si una persona tenía autismo con un 87% de precisión

Los datos neurales se obtuvieron colocando en la cabeza de los participantes un electrodo de electroencefalografía sobre la región visual del cerebro. Se les mostraron entonces una de dos imágenes: cuadros rojos en el ojo izquierdo y cuadros verdes en el derecho, que oscilaron de uno a otro lado a diferentes velocidades.

Los autores del trabajo comprobaron así que los datos neurales podrían utilizarse para predecir si una persona tenía autismo con un 87% de precisión, y que aquellos individuos con un grado de autismo más elevado tenían una tasa menor de rivalidad binocular y su cerebro cambiaba de una imagen a otra con más lentitud.

Caroline Robertson, profesora asistente de Ciencias Psicológicas y Cerebrales en Dartmouth y principal autora del estudio, ha explicado que este test visual podría constituir un marcador no verbal del autismo en adultos, y ahora tienen la intención de averiguar si la prueba podría utilizarse potencialmente para detectar los TEA en niños que aún no han desarrollado el lenguaje y adultos que no hablan.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD