PUBLICIDAD

Bebés y niños
Fisioterapia infantil
La fisioterapia infantil o pediátrica incluye un conjunto de técnicas que logran importantes beneficios, tanto en bebés con problemas graves de salud, como en niños sanos. Conoce todo lo que puede hacer por tu hijo.
Escrito por Leire Moneo, Periodista experta en alimentación

Indicaciones de la fisioterapia infantil

La fisioterapia infantil o pediátrica incluye un amplio abanico de intervenciones, que en muchos casos hay que combinar según las necesidades o patologías de cada bebé, pero que siempre deben ser realizadas por un fisioterapeuta especializado en pediatría. Te explicamos cuándo están indicados los tratamientos más habituales y qué problemas de salud infantil resuelven:

  • Fisioterapia respiratoria. Desconocida hace años, se trata de un conjunto de técnicas cada vez más indispensables para curar o prevenir las infecciones respiratorias más comunes en los niños pequeños, como la bronquiolitis, la neumonía, el asma, o la acumulación continua de mocos. Esta terapia se basa en instaurar un buen patrón respiratorio para una buena oxigenación del cuerpo, y en el drenaje de secreciones para ayudar a limpiar esas vías que, en el peor de los casos, pueden estar colapsando incluso parte del pulmón. La fisioterapia respiratoria es imprescindible en niños prematuros para curar o prevenir infecciones y el uso excesivo de fármacos.
  • Neurofisioterapia. Está indicada en niños con daño cerebral de cualquier tipo, y también en bebés en los que se detecte un retraso en su interconexión neuronal. Si no voltea, no gatea, o no repta, cuando ya tenía que haber empezado a hacerlo de forma espontánea, la fisioterapia puede ser una solución.
  • Fisioterapia en traumatología. Orientada a tratar lesiones provocadas por accidentes, así como deformaciones vertebrales congénitas, o provocadas por el parto, hasta cualquier tipo de acortamiento muscular, como la tortícolis.

Fisioterapia en niños sanos

La fisioterapia infantil también está indicada para mejorar la calidad de vida de cualquier niño, ya que ayuda a los pequeños totalmente sanos a potenciar su desarrollo psicomotor, su fuerza muscular, su estabilidad y sus movimientos, mejorando todas las etapas del crecimiento. En este sentido, solucionar los problemas de cólicos del lactante, la irritabilidad del bebé, o mejorar su forma de alimentarse, son las principales razones que llevan a los papás a ponerse en manos de un fisioterapeuta infantil.

“Desde la Universidad de Sevilla estamos realizando estudios sobre la eficacia del masaje infantil en lactantes de entre cero y seis meses, obteniendo resultados significativos en la mejoría del cuadro clínico del cólico que, para nosotros, incluye la disminución del llanto, la fluidez fisiológica que supone la eliminación de heces y la expulsión de gases, y el control del reflujo gástrico. Este es un problema de salud muy frecuente que supone un importante gasto para los padres en productos que, en raras ocasiones, tienen un efecto definitivo en la eliminación del cólico”, asegura la profesora del Departamento de Fisioterapia de la Universidad de Sevilla Raquel Chillón. 

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Leire Moneo

Periodista experta en alimentación
Leire Moneo

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''

PUBLICIDAD