PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Beber al menos dos litros de líquido al día evita las arrugas

Beber de dos a dos litros y medio de líquido es bueno para tu salud y la de tu piel. De esta manera evitarás que se vuelva apagada, áspera, y más propensa a la aparición de arrugas por la pérdida de humedad.
Beber al menos dos litros de líquido al día evita las arrugas

09 de Mayo de 2011

Si quieres conseguir un buen estado de salud y mantener tu piel sana es necesario que bebas, como mínimo, entre dos y dos litros y medio de líquido cada día. De esta forma evitarás que la pérdida de humedad vuelva tu piel áspera y apagada, y presente signos de deshidratación, como la aparición prematura de arrugas, irritación y  tirantez.

Lo que hidrata en una bebida es su contenido hídrico y, como destaca Rosa María Ortega, catedrática del departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, y miembro del Observatorio de Hidratación y Salud (OHS), el agua y otras bebidas como refrescos, lácteos, infusiones, zumos… contribuyen a mantener el aspecto sano de la piel que, cuando está correctamente hidratada, es más elástica y su capacidad de protección es mayor, por lo que se vuelve más resistente a cualquier agresión externa.

Ortega advierte, sin embargo, que cuando no bebemos lo necesario el funcionamiento del organismo se altera y nuestra piel se encuentra más expuesta y desprotegida.

Cuando no bebemos lo necesario, el funcionamiento del organismo se altera y se reduce la protección de la dermis

En primavera y verano hay que cuidar la piel con especial atención, porque en esta época del año se encuentra sometida a condiciones más duras, como una mayor exposición al sol, altas temperaturas, y un exceso de sudoración. Las zonas del cuerpo más expuestas y que se ven más afectadas en estos meses son la cara, el cuello, los antebrazos y las manos.

Así que si quieres que tu piel se mantenga sana y bonita durante el verano, debes seguir las recomendaciones de la OHS, como repartir la ingesta de líquidos (entre dos y tres litros) a lo largo del día, y recordar que debes beber aunque no tengas sed; incluir en tu dieta diaria frutas, verduras y hortalizas que te ayudarán a mantenerte hidratado gracias a su alto contenido en agua; no beber alcohol; usar productos específicamente indicados para hidratar la piel después del baño; evitar el sol entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde, y aplicarte siempre protección solar con filtro UVA y UVB antes de salir al exterior.

Fuente: EUROPA PRESS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD