PUBLICIDAD

Foliculitis o pelos encarnados
La depilación con cera, crema o cuchilla puede provocar la aparición de pelos encarnados o enquistados, que causen picor, dolor, o incluso una infección en la piel. Descubre qué hacer si sufres foliculitis y cómo prevenir esta afección.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Causas y síntomas de la foliculitis

Existen unos factores de riesgo que pueden promover la aparición de pelos enquistados, así como grupos de personas que son más proclives a ellos, el Dr. David Saceda, dermatólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal en Madrid, explica algunas de las causas de la foliculitis, que son:

  • La depilación con cuchillas poco afiladas.
  • Rasurarse en el sentido contrario del vello, o con este seco.
  • Estirar o apretar la piel en el afeitado, pues favorece la retracción del vello hacia la piel.
  • La sudoración excesiva y las lociones hidratantes muy aceitosas, pueden obstruir el poro y taponarlo, haciendo difícil la salida al exterior del pelo.
  • Los vendajes oclusivos, que impiden el correcto crecimiento del vello.
  • Llevar ropa ajustada y mantener relaciones sexuales también puede aumentar las probabilidades de que los pelos se enquisten, pues la fricción puede modificar la dirección del pelo si está empezando a crecer.
  • Tener acné o dermatitis; la piel es más sensible en estos casos, y por tanto más proclive a la foliculitis.
  • Tomar baños en jacuzzis, piscinas climatizadas o bañeras de hidromasaje que no tienen buen mantenimiento ni limpieza.
  • Padecer diabetes, sida o leucemia crónica, pues estas enfermedades reducen la resistencia frente a las infecciones de bacterias u hongos.
  • La toma de algunos fármacos como los antibióticos para el acné, o las cremas con esteroides.
  • Tener el pelo rizado u ondulado supone un factor de riesgo para tener foliculitis, pues puede enclavarse en la piel con más facilidad al crecer.
  • Tener obesidad o sobrepeso hace que se tengan más pliegues en la piel, y que por tanto en esas zonas haya menos ventilación y más sudoración, características idóneas para que se produzca la foliculitis.

Si crees que la depilación con pinzas, hilo o cera puede ayudarte a evitar este problema, estás equivocado. Estos métodos también pueden promover el desarrollo de foliculitis, pues es posible que no se arranque el pelo de raíz, es decir, que solo se corte, y si se queda por debajo de la capa exterior de la piel puede llegar a enquistarse.

Foliculitis

Síntomas de la foliculitis

La foliculitis suele provocar un picor intenso en la piel, pues el pelo intenta atravesarla, pero no puede. Hay que evitar rascarse aunque a veces es una tarea casi imposible. La apariencia de los pelos enquistados puede ser similar a los puntos negros o a pequeñas espinillas, sin embargo, una vez que se infectan pueden inflamarse bastante y parecer incluso ampollas.

También hay casos de pelos enquistados que no tienen sintomatología, sino que solo se diagnostican mediante la vista o el tacto. Es muy común que los bultos infectados o los pelos encarnados una vez expulsan el pus o el pelo formen costras, que habrá que evitar levantar, pues pueden dejar marcas definitivas en la piel.

Actualizado: 4 de Junio de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD