PUBLICIDAD

Alimentación en embarazadas con diabetes gestacional
Para tratar la diabetes gestacional puede ser suficiente una dieta sana y equilibrada y la práctica de ejercicio físico. Conoce los alimentos más adecuados, y cuáles evitar o limitar, para controlar tus niveles de glucosa.
Escrito por Caridad Ruiz, Periodista especializada en salud y nutrición

Alimentos a limitar en la embarazada con diabetes gestacional

Alimentos a limitar en la embarazada con diabetes gestacional

Se trata de alimentos que se pueden y deben tomar a diario, pero en cantidades limitadas para evitar que se disparen los niveles de glucosa en la sangre de la embarazada con diabetes gestacional. En función de los niveles de azúcar de la paciente, su médico determinará cuándo y en qué medida debe consumirlos. Estos son:

  • Los hidratos de carbono de absorción lenta

    Los hidratos de carbono de absorción lenta

    Patatas y legumbres; pan, cereales y pastas integrales (los refinados no se recomiendan en las personas con diabetes porque se absorben con rapidez). Deben estar presentes “en todas las ingestas, pero con un reparto adecuado, sin abusar, y de una forma moderada”, señala la doctora Martín Márquez. El médico, en función de los niveles de glucosa de la embarazada, recomendará el número de raciones.

  • Cereales de desayuno

    Cereales de desayuno

    Si se opta por este alimento para comenzar el día, deben ser sin azúcar ni miel, como los copos de avena.

  • Fruta

    Fruta

    Contienen azúcares simples que elevan de forma rápida la glucosa en sangre, y por eso no se debe abusar de ellas. “Se pueden tomar dos o tres piezas al día, y de aquellas que tienen menos concentración de azúcar”, afirma la doctora Martín Márquez. Entre estas se encuentran la fresa, la manzana, el melocotón, la ciruela, la pera, la cereza, la naranja, la mandarina, el pomelo, el limón, la granada, los arándanos y otras bayas. Las que más suben la glucosa son el mango, la chirimoya, la uva, la piña, la papaya, el plátano y el melón.

  • Frutos secos

    Frutos secos

    Son alimentos con un alto valor calórico, pero proporcionan grasas saludables, vitaminas y minerales. Se puede tomar un puñado pequeño de unos 30 g al día de nueces, avellanas, almendras (crudas), o pistachos.

  • Los lácteos

    Los lácteos

    La leche o yogures, deben ser desnatados y sin azúcares añadidos, y el queso, fresco. En general, se pueden tomar hasta tres raciones diarias.

  • Los embutidos

    Los embutidos

    Los bajos en grasa, como jamón york o pechuga de pollo o pavo, y el jamón serrano (con poca grasa), se pueden consumir de forma ocasional.

Actualizado: 28 de Diciembre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD