PUBLICIDAD

La lactancia rebaja el riesgo de diabetes tras la diabetes gestacional

Las mujeres que han tenido diabetes gestacional durante el embarazo y dan el pecho a sus bebés durante más de un año, tienen hasta un 30% menos de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 a largo plazo.
Escrito por: Natalia Castejón

15/06/2018

Lactancia materna

Dar el pecho durante más de un año redujo un 30% las posibilidades de tener diabetes tipo 2.

Un nuevo estudio, llevado a cabo por la Universidad de Harvard en colaboración con miembros del Brigham and Women’s Hospital, ambos en Estados Unidos, ha demostrado que alargar la lactancia materna más de un año –la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda amamantar hasta los dos años o más– puede ayudar a las mujeres que han padecido diabetes gestacional durante el embarazo a prevenir el desarrollo futuro de diabetes tipo 2.

Son muchos los beneficios de la lactancia materna que han sido demostrados científicamente, tanto para la salud de la madre como para la del bebé, desde un riesgo menor de cáncer de mama hasta un mejor desarrollo cerebral en los niños. A todos ellos se une este nuevo trabajo, que ha sido presentado en la reunión Nutrition 2018 de la Sociedad Americana de Nutrición, que se ha celebrado en Boston (EE.UU.).

Con tan solo un mes de lactancia materna se puede reducir el riesgo de los niños a presentar síndrome metabólico en la adolescencia

En la investigación, se analizó a 4.400 mujeres durante más de 20 años y se observó que aquellas que habían sido diagnosticadas con diabetes gestacional y habían dado el pecho a sus hijos durante más de un año vieron reducidas un 30% las posibilidades de tener diabetes tipo 2, tanto a corto plazo como en el futuro. Además, Sylvia Ley, una de las autoras del trabajo, afirma que los efectos beneficiosos de la lactancia materna podrían alargarse incluso durante toda la vida de las madres.

La lactancia materna también protege del síndrome metabólico

Además, otro estudio diferente, realizado por investigadores de la Universidad de Texas (EE.UU.), ha observado que los adolescentes hispánicos con sobrepeso u obesidad, y con antecedentes familiares de estas enfermedades, tenían menos posibilidades de presentar síndrome metabólico –la presencia de menos tres de las siguientes condiciones: obesidad abdominal, triglicéridos altos, diabetes, hipertensión y colesterol HDL (‘bueno’) bajo– si habían sido alimentados al menos durante un mes mediante lactancia materna.

Esto ocurría tanto en madres que habían tenido diabetes gestacional como en las que no, por lo que los autores instan a las mujeres a que opten por amamantar a sus bebés durante un periodo de tiempo lo más largo posible antes que darles leche de fórmula.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD