Vinculan la lactancia materna a un mejor resultado en test cognitivos

Los niños alimentados con lactancia materna tienen puntuaciones más altas en pruebas neurocognitivas y sus resultados mejoran cuanto más tiempo hayan sido amamantados, según un estudio que analizó más de 9.000 test.
Escrito por: Eva Salabert

28/04/2021

Lactancia mejora test cognitivos

Entre los numerosos beneficios que se le atribuyen a la lactancia materna se incluye que favorece el desarrollo cerebral del bebé, y una nueva investigación puede confirmar este hecho, ya que tras analizar más de 9.000 test neurocognitivos realizados por niños de 9 y 10 años que participaron en el estudio Adolescent Brain Cognitive Development (ABCD) ha encontrado que aquellos que fueron alimentados con lactancia materna tenían puntuaciones más elevadas que los que no fueron amamantados.

Los investigadores del Instituto para Neurociencias Del Monte del Centro Médico de la Universidad de Rochester (URMC) compararon los resultados de los test hechos por menores cuyas madres afirmaron que habían sido amamantados con los de aquellos que no lo fueron, y esto también les permitió observar que cuanto más tiempo había tomado el niño lactancia materna, más altas eran sus puntuaciones. En estudios previos se había encontrado que la lactancia materna no influía en la función ejecutiva o en la memoria, y en este trabajo se observó lo mismo.

“La asociación más fuerte se produjo en los niños que habían sido amamantados durante más de 12 meses”

“Nuestros hallazgos sugieren que cualquier cantidad de lactancia materna tiene un impacto cognitivo positivo, incluso si se mantiene solo unos pocos meses”, ha afirmado el Dr. Daniel Adan Lopez, principal autor del estudio, que se acaba de publicar en Frontiers in Public Health. Y ha añadido que esperan que esto ayude a aumentar la motivación para amamantar a los bebés.

Mejores resultados en niños que fueron amamantados más de 12 meses

Según ha explicado Lopez, “la asociación más fuerte se produjo en los niños que habían sido amamantados durante más de 12 meses”. “Las puntuaciones de los niños amamantados hasta que cumplieron de siete a 12 meses fueron ligeramente menores, y las de los que tomaron leche materna entre uno y seis meses de edad cayeron un poco más. Pero todas las puntuaciones fueron más elevadas cuando se las comparó con las de los niños que nunca fueron amamantados”.

El Dr. Hayley Martin, coautor del estudio ha explicado que “hay investigaciones que muestran los numerosos beneficios que tiene la lactancia materna tanto para las madres como para los niños, y que los hallazgos del estudio son importantes para las familias, especialmente antes y poco después del nacimiento, que es cuando se toma la decisión de amamantar”.

Martin señala que los resultados del estudio deben servir para animar a la lactancia materna prolongada durante un año o más, y que también subrayan la importancia de continuar trabajando para proporcionar un acceso justo a los apoyos a la lactancia, la educación prenatal y medidas que eliminen las barreras estructurales para amamantar a los niños.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD