Día Mundial de la Meningitis: 1.000 nuevos casos cada año en España

En España se diagnostican 1.000 casos de meningitis al año, una infección más frecuente en niños y jóvenes que causa secuelas en más del 20% de los pacientes. La vacunación, clave para prevenirla, ha caído un 70% por la pandemia.
Escrito por: Eva Salabert

23/04/2021

Día Mundial de la Meningitis

La meningitis es una enfermedad infecciosa que provoca la inflamación de las meninges –unas membranas que cubren el sistema nervioso central– y afecta sobre todo a la población infantil, especialmente a los niños menores de cinco años y a los jóvenes de entre 15 y 24 años. El 24 de abril de cada año tiene lugar el Día Mundial de la Meningitis con el objetivo de informar a la población sobre esta infección, ya que su diagnóstico y tratamiento precoces mejoran su pronóstico y, como insisten los expertos, las vacunas son la clave para prevenir su aparición.

En España se diagnostican cada año alrededor de 1.000 nuevos casos, y casi el 90% de los mismos se debe a infecciones provocadas por virus o bacterias, según la Sociedad Española de Neurología (SEN). Los datos de la SEN también indican que el índice de mortalidad de la enfermedad meningocócica es del 10% y que el 20% de los pacientes que la superan sufre secuelas, siendo las más frecuentes los déficits o pérdidas sensoriales (sobre todo hipoacusia), o las lesiones cerebrales que causan epilepsia.

El 20% de los pacientes que superan la meningitis sufre secuelas, sobre todo déficits sensoriales como hipoacusia, o lesiones cerebrales que causan epilepsia

“El pronóstico de esta enfermedad varía mucho dependiendo de si se trata de una infección vírica o bacteriana, ya que las meningitis víricas suelen manifestarse con menos gravedad que las bacterianas. Pero sobre todo, dependen de la rápida instauración de una terapia adecuada. Cuanto antes se realice el diagnóstico y se trate, mayor será la probabilidad de un buen desenlace con poca o nula discapacidad a largo plazo, así como una tasa menor de complicaciones. Por lo tanto, es fundamental conocer esta enfermedad y saber cuáles pueden ser sus síntomas de alarma”, ha explicado la Dra. Laura Llull, Coordinadora del Grupo de Estudio de Neurología Critica e Intensivista de la SEN.

Los síntomas más habituales de la meningitis –aparecen en más del 80% de los afectados– son la cefalea y la fiebre, y la rigidez en la nuca (que experimenta alrededor del 40% de los pacientes). Otros síntomas que también pueden alertar de la enfermedad son la falta de control muscular o de coordinación de los movimientos voluntarios, las alteraciones cognitivas, o la afectación de pares craneales (que incluyen pérdida del olfato, gusto, vista u oído, falta de sensibilidad o expresión facial, pérdida del equilibrio, o dificultades para hablar o tragar). Las crisis epilépticas son poco frecuentes, pero pueden darse en hasta el 50% de los niños con meningitis.

Los riesgos de las meningitis bacterianas

Las meningitis víricas suelen estar causadas por enterovirus, que en España son responsables del 77% de los casos, seguidos por el virus varicela-zóster (10%) y los virus del herpes simple (3%), y las bacterianas casi siempre se deben al neumococo (el 47% de casos), el meningococo (responsable del 25% de las meningitis bacterianas, y del 60% de los casos en niños y adolescentes de 2 a 18 años), el estreptococo (que causa el 13% de las meningitis bacterianas, pero es el patógeno involucrado con mayor frecuencia en la infección en neonatos), o la listeria (que supone el 20% de los casos en los ancianos).

“Debido a las medidas que se están tomando frente a la COVID-19, que también son válidas para evitar muchos casos de meningitis, la reducción del número de casos será aún mayor”

Todos estos agentes infecciosos se transmiten por lo general a través de la saliva o por las gotículas que expulsamos al hablar, toser o estornudar, y por ello las medidas de precaución adoptadas para evitar el contagio del SARS-CoV-2 también ayudan a disminuir el número de casos de meningitis.

Las meningitis bacterianas son menos frecuentes que las víricas –su incidencia es de menos de cinco casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 15 casos por cada 100.000 habitantes de las víricas–, pero constituyen una de las infecciones más graves que existen y su mortalidad es de hasta el 25%.

La vacunación para la meningitis se reduce un 70% por la pandemia

La Dra. Llull afirma que “afortunadamente, en las últimas décadas en países como España, donde la vacunación contra los principales agentes que pueden provocar meningitis es amplia, su incidencia se ha visto reducida significativamente. También ha ayudado haber mejorado nuestros hábitos de higiene o nuestros hábitos de vida, más saludables, que fortalecen nuestro sistema inmune. Además, este año en concreto, y debido a las medidas que se están tomando frente a la COVID-19, que también son válidas para evitar muchos casos de meningitis, la reducción del número de casos será aún mayor”.

La pandemia por coronavirus ha reducido casi un 70% las coberturas vacunales frente al meningococo

Pero también advierte que “en lo últimos años se venía observando un incremento de los casos de infección por agentes importados, principalmente por el aumento de los viajes internacionales y las migraciones. Tener en cuenta estos cambios en la epidemiología de la meningitis, también es relevante para mejorar su diagnóstico”.

Desde la Asociación Española contra la Meningitis (AEM), por su parte, alertan de que la pandemia por coronavirus ha reducido casi un 70% las coberturas vacunales frente al meningococo, según muestra el estudio español 'Recuperando las coberturas vacunales perdidas en la pandemia de COVID-19', cuyos autores advierten que dichas coberturas han disminuido en toda España entre un 5 y un 60%, dependiendo de la edad y del tipo de vacuna. Un problema más patente en el caso de las vacunas no financiadas.

La AEM destaca la importancia de promover medidas de prevención contra la meningitis como la vacunación, uno de los objetivos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para 2030.

Fuente: Sociedad Española de Neurología (SEN) y Asociación Española contra la Meningitis (AEM)

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD