PUBLICIDAD

La FDA aconseja advertir de los riesgos de los implantes mamarios

La FDA norteamericana propone que los fabricantes de implantes mamarios utilizados para la cirugía de aumento de pecho incluyan información a las pacientes sobre las posibles complicaciones de estas prótesis.
Escrito por: Caridad Ruiz

25/10/2019

Riesgos de los implantes mamarios

La Agencia de Alimentación y Medicamentos de EE.UU. (FDA) cree que las mujeres que desean operarse para aumentar sus pechos con implantes mamarios deben ser informadas de los posibles riesgos. Para ello, este organismo propone en un borrador que en los envases donde se guardan estos productos se incluya una leyenda que advierta de las posibles consecuencias como dolor articular, cansancio y la posibilidad de desarrollar un tipo de cáncer, el linfoma anaplásico de células grandes.

Los riesgos de los implantes mamarios

Los implantes mamarios que se emplean en las mamoplastias, intervenciones de aumento de pecho o de reconstrucción tras una mastectomía pueden presentar algunas complicaciones, como contractura capsular –alrededor de la prótesis crece tejido cicatrizal que la oprime, provocando molestias y deformando la prótesis–, dolor, cambios en la sensibilidad de pezones y mamas y rotura del implante que obliga a otra intervención.

Algunos estudios también manifiestan que pueden provocar una estimulación del sistema inmune y causar cansancio y dolor en las articulaciones. Pero, sin duda, el riesgo más importante es el desarrollo de linfoma anaplásico de células grandes en mujeres que se habían implantado una prótesis texturizados. En el 2011 la FDA informó de una posible relación entre estos implantes mamarios con este tipo de cáncer, aunque todavía no se ha confirmado. No obstante, en julio pasado, el fabricante retiró estas prótesis en todo el mundo.

La FDA propone una guía a pacientes y médicos

La FDA quiere que los fabricantes de los implantes mamarios adviertan a las mujeres que estas prótesis no son para toda la vida y que el riesgo de complicaciones aumenta cuanto más tiempo la mujer los lleve. También pretende que se informe que en ocasiones es necesario volver a operar para tratar las complicaciones, como las contracturas, y del riesgo de sufrir el linfoma anaplásico de células grandes. Las directrices que la FDA quiere que se incluyan estarían en un listado de verificación, una especie de guía para médicos y pacientes sobre la información que los primeros deben proporcionar y los segundos buscar. En este documento se expondrían los peligros y beneficios de estos implantes para que los cirujanos se los expliquen a sus pacientes y al mismo tiempo se enunciarían las preguntas que conviene que las pacientes hagan a los facultativos sobre su experiencia y capacitación profesional

En 2011, la FDA anunció de una posible relación entre los implantes mamarios texturizados y un tipo de cáncer, el linfoma anaplásico de células grandes

Estas ideas surgen como consecuencia de una reunión en el mes de marzo pasado entre responsables de la FDA y mujeres con implantes mamarios. En ella, las afectadas exigieron a este organismo que tomaran medidas para garantizar la información a las mujeres sobre los riesgos potenciales y que se prohíban los implantes mamarios con textura Biocell, relacionados con un aumento del linfoma anaplásico de células grandes. Tras esta reunión, la FDA comunicó que no prohibiría ningún producto, aunque instó al fabricante, Allergan a que lo hiciera voluntariamente, medida que la farmacéutica adoptó en el mes de julio pasado en todo el mundo.

Alrededor del 75% de las mujeres que se somete a una cirugía de aumento de pecho con implantes mamarios los hacen por cuestiones estéticas. El resto son mujeres que han decidido reconstruirse el pecho tras una mastectomía radical por un cáncer de mama. En España, se estima que en los últimos diez años alrededor de 500.000 mujeres se han sometido a una operación de aumento de pecho con implantes mamarios y hasta el mes de abril se habían confirmado 26 casos de linfoma anaplásico de células grandes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD