PUBLICIDAD

La diversidad del microbioma está relacionada con la calidad del sueño

Sueño y microbioma están inversamente relacionados. Según un estudio, dormir mal podría alterar los microorganismos intestinales, mientras que la diversidad del microbioma intestinal promueve un sueño más saludable.
Escrito por: Natalia Castejón

30/10/2019

La microbioma está relacionada con la calidad del sueño

Una mala calidad del sueño podría alterar negativamente tu microbioma intestinal –el conjunto de los genes presentes en las células de los microorganismos que cohabitan en esta zona del aparato digestivo–, y a su vez una flora intestinal alterada puede interferir también en el descanso. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por miembros de la Nova Southeastern University (EE.UU.) que han analizado en profundidad el descanso de 40 hombres y lo han puesto en relación con la diversidad de microorganismos de su tracto intestinal.

Los resultados, que se han publicado en la revista PLOS One, han determinado que aquellos que tuvieron un peor descanso, según las mediciones con pulseras de actividad, presentaron una diversidad de su flora intestinal más escasa o peor que los que disfrutaron de un sueño más largo y de mejor calidad. Aunque aún no hay un consenso del todo claro del por qué de esta asociación, los investigadores creen que podría deberse a la existencia de una comunicación bidireccional entre el cerebro y el intestino, como se ha apuntado en trabajo anteriores, por lo que lo que ocurra en una parte influye en la otra y viceversa.

Entre el cerebro y el microbioma intestinal existe una comunicación directa, por lo que lo que le ocurre a uno de ellos afecta al otro y viceversa

Así, los autores descubrieron que la diversidad de microbiomas se correlacionó positivamente con la eficiencia del sueño y el tiempo total de sueño, y se correlacionó negativamente con la fragmentación del sueño. En otras palabras, los resultados sugieren que la diversidad del microbioma intestinal promueve un sueño más saludable. Además, dado que la calidad del sueño es por lo general significativamente menor en los adultos mayores en comparación con los adultos más jóvenes, es posible que los cambios en los filamentos del microbioma intestinal, junto con otros cambios fisiológicos, contribuyan a la mala calidad del sueño con la edad.

Enfermedades causadas por un microbioma pobre

Mientras se duerme, concretamente en las fases más profundas del sueño, el cerebro deshecha los subproductos de la actividad neuronal que se acumulan durante la vigilia. Por lo que si no se descansa lo suficiente pueden aparecer problemas asociados como estrés, dolores de cabeza, irritabilidad y a la larga desarrollar enfermedades cardiovasculares o incluso cáncer, explica Jaime Tartar, uno de los investigadores del estudio.

Además, el experto ha explicado que un microbioma intestinal pobre causado, entre otras cosas, por un sueño deficiente puede llegar a tener efectos en nuestra salud física y mental, pues en trabajos anteriores se ha demostrado que alteraciones en ese eje cerebro- microbioma intestinal están asociadas con el riesgo de desarrollar párkinson, enfermedades autoinmunes, problemas con la glucosa en sangre e incluso problemas psicológicos, como depresión o ansiedad.

Pero el microbioma varía en cada persona, pues cada uno tiene una cantidad y variedad de virus, bacterias, hongos y protozoos diferentes en su organismo, y estos dependen de tres factores principales: la genética, la medicación y la dieta, según Robert Smith, investigador del Nova Southeastern University. Algunos individuos tienen una predisposición genética que hace que tengan mejor microbioma que el resto. No obstante, sobre la medicación y la dieta sí se puede actuar, y es que, abusar de los antibióticos o de los alimentos ricos en grasas o ultraprocesados puede causar un daño en la variedad de microorganismos del intestino por lo que es un factor que se podría controlar.

Aun así, los investigadores han alertado de que son resultados preliminares y que, aunque son prometedores para poder prevenir alteraciones tanto a la hora de dormir como en el microbioma intestinal –que como ya hemos dicho causa otros problemas de salud–, todavía se debe conocer mucho más a fondo esta relación entre el sueño y el conjunto de microorganismos digestivos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD