PUBLICIDAD

2200 millones de personas no tienen acceso a agua potable segura

Una de cada tres personas en el mundo no puede acceder fácilmente a agua potable segura para beber, según un informe de UNICEF y la OMS que revisa el estado de los servicios básicos de higiene en el planeta.
Escrito por: Natalia Castejón

20/06/2019

Niña bebiendo agua potable segura

Un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF ha lanzado la alerta sobre el precario acceso al agua potable y a los medios para lograr unos adecuados niveles de higiene de miles de millones de personas en todo el mundo. En concreto, los datos proporcionados por estos organismos indican que uno de cada tres habitantes del planeta –lo que supone 2200 millones– no puede acceder fácilmente a agua potable segura para beber.

Los datos que se han dado a conocer también revelan que 4200 millones de personas no disponen de servicios de saneamiento –como inodoros higiénicos con tratamiento de heces o fuentes de agua potable libres de contaminación–, y que carecen de estos servicios ocho de cada diez de los que residen en zonas rurales y en uno de cada cuatro países con diferentes niveles económicos.

Existen, además, grandes desigualdades entre los países, ya que la cobertura de servicios básicos en los más desarrollados es como mínimo el doble que entre los más desfavorecidos económicamente, por lo que si se quiere cumplir el reto de un acceso universal para 2030 se deberán redoblar los esfuerzos, explica María Neira, directora de la OMS.

Unos 297 000 niños de menos de cinco años mueren al año como consecuencia de una higiene inadecuada

El agua es una sustancia esencial para la vida, tanto para ingerirla como para poder llevar a cabo una correcta higiene. No obstante, no toda la población mundial tiene acceso este elemento, o al menos no a un agua limpia que sea segura beber, pues hay 144 millones de individuos que beben este líquido sin tratar. Esta situación, sumada a unos malos saneamientos, puede propiciar la aparición de enfermedades como el cólera, la hepatitis A, la disentería, la fiebre tifoidea, el tracoma o la esquistosomiasis.

Lavarse bien las manos salva vidas

Lavarse bien las manos es una de las maneras más fáciles de prevenir enfermedades e infecciones, sin embargo, 3000 millones de personas en el mundo no tienen acceso a las instalaciones básicas para asear sus manos con agua y jabón. Es más, 297 000 menores de cinco años fallecen cada año como consecuencia de una higiene inadecuada.

Además, aunque desde el año 2000 se han reducido a la mitad los individuos que defecan al aire libre y se ha erradicado este hábito en 23 países, todavía hay 673 millones de personas que lo hacen –como por ejemplo en zonas de Etiopía, China, India, Yemen o Camboya–, y en 39 países del mundo esta práctica ha aumentado, especialmente en África subsahariana, elevando el riesgo de contaminación de las aguas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD