PUBLICIDAD

La vasopresina puede mejorar la función social en personas con autismo

Un tratamiento basado en la administración de la hormona vasopresina, conocida como un antidiurético, podría ayudar a niños y adultos con autismo a mejorar sus habilidades sociales, según dos nuevos estudios.
Escrito por: Caridad Ruiz

07/05/2019

Chico con autismo

La vasopresina ya se había relacionado con la capacidad del cerebro para mejorar el comportamiento social en algunos estudios realizados con animales y seres humanos, y ahora dos nuevas investigaciones demuestran que administrar esta hormona a personas con trastornos del espectro autista (TEA) podría mejorar su función social. Uno de estos trabajos ha sido realizado en la Universidad de Stanford (EE.UU.), y otro como resultado de un ensayo clínico para un medicamento realizado por Roche Pharmaceuticals.

En el estudio de la Universidad de Stanford, publicado en la revista Science Translational Medicine, se probaron los efectos de un aerosol nasal de vasopresina en un grupo de 17 niños con autismo, de entre seis y 12 años. Todos los días durante cuatro semanas se les administró esta hormona, mientras que otro grupo de 13 chicos recibió un placebo.

Con un cuestionario se evaluó el comportamiento de los participantes, antes y después del experimento, y se comprobó así que el grupo de los chicos que recibieron la medicación mostró avances significativos en la capacidad social, y los niños que recibieron dosis altas de vasopresina al comienzo de estudio experimentaron una mayor mejoría en las habilidades sociales.

Un ensayo con un fármaco antidiurético

En el segundo estudio, realizado por Roche Pharmaceuticals y publicado en Science Translational Medicine, se dieron a conocer los resultados de un ensayo clínico en fase II para probar un medicamento llamado balovaptán que activa los receptores cerebrales que responden a la vasopresina, en el que participaron 223 hombres adultos con TEA moderado o severo.

El fármaco balovaptán, que activa los receptores cerebrales que responden a la vasopresina, mejoró los comportamientos sociales de adultos con autismo

Los experimentos en animales han demostrado que bloquear los receptores cerebrales de esta hormona puede limitar el aumento de las respuestas emocionales. A los participantes se les dividió en cuatro grupos: durante 12 semanas a tres grupos se les administraron diferentes dosis del medicamento, y a un cuarto placebo. Los resultados mostraron que los participantes que recibieron el medicamento experimentaron una mejoría en sus comportamientos sociales.

Aunque los resultados de ambos trabajos sugieren que incrementar los niveles de vasopresina en el cerebro puede ayudar a alguos pacientes con autismo, los investigadores reconocen que aún son necesarios muchos más estudios para conocer los beneficios y la seguridad de estos tratamientos a largo plazo. La vasopresina es un medicamento que ya se utiliza como antidiurético y los investigadores advierten que no se debe emplear sin control médico.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD