Los jóvenes son más propensos a sentirse solos que los mayores

Las personas jóvenes son más propensas a sentirse solas, especialmente los hombres que viven en sociedades individualistas, y su sentimiento de soledad no se alivia con el uso de tecnología para mantener relaciones sociales.
Escrito por: Eva Salabert

08/06/2020

Los jóvenes son más propensos a sentirse más solos que los mayores

Una nueva investigación sugiere que los jóvenes tienen mayor tendencia a sentirse solos que los mayores, y que las personas que residen en países colectivistas también se sienten menos solas que las que viven en sociedades individualistas. Además, el sentimiento de soledad afecta más a los hombres que a las mujeres. El estudio, que se ha publicado en la revista Personality and Individual Differences, se ha basado en datos globales recopilados por la BBC (British Broadcasting Corporation) para el trabajo 'Loneliness Experiment'.

Para realizar la investigación se aprovechó la base de datos del citado estudio, que contenía información de casi 55.000 personas con edades comprendidas entre los 16 y los 99 años procedentes de 237 países, islas y territorios diferentes, que lo convierten en uno de los más amplios y diversos de su categoría.

Los más vulnerables a la soledad eran los hombres jóvenes que vivían en sociedades con una cultura individualista

Los autores del nuevo trabajo se centraron en un subgrupo de datos, incluyendo a personas que había indicado la edad que tenían, así como si eran hombres o mujeres. En total, analizaron datos de 46.054 personas. Para determinar el nivel de individualismo o colectivismo de los participantes, emplearon un estudio previo que asignaba el calificativo de individualismo o colectivismo a 101 países, y solo se incluyó en el análisis a los individuos que procedían de alguno de estos territorios.

Edad, sexo y nivel cultural influyen en el sentimiento de soledad

Para determinar su sentimiento de soledad, los investigadores preguntaron a los participantes si:

  • Sentían que les faltaba la compañía de alguien.
  • Se sentían excluidos.
  • Se sentían aislados de los demás.
  • Experimentaban sintonía co las personas de su entorno.

Los participantes respondieron a estas cuestiones en una escala del uno al cinco –en la que uno significaba nunca, y cinco significaba siempre–, indicando con cuánta frecuencia experimentaban dichos sentimientos.

Los científicos comprobaron que el sentimiento de soledad tendía a incrementarse en función del individualismo de las personas, y que se reducía a medida que se hacían más mayores. La sensación de estar solo era también más prevalente entre los hombres que entre las mujeres. Tomando todos los factores en conjunto: la interacción de edad, género y el bagaje cultural predecían la soledad experimentada por un individuo.

Usar la tecnología para mantener relaciones sociales, sin disfrutar de encuentros personales, no sirve para aliviar la soledad

Sin embargo, no fueron capaces de explicar las causas de esta asociación. Según la profesora Manuela Barreto, de la Universidad de Exeter (Reino Unido) y principal autora del estudio, al contrario de lo que la gente podría esperar, la soledad no es solo un problema de las personas mayores; de hecho, los jóvenes refieren muchos más sentimientos de soledad.

Teniendo en cuenta que la soledad tiene sus raíces en la sensación de que nuestras relaciones sociales no son tan buenas como desearíamos, esto podría ser debido a las diferentes expectativas que tienen jóvenes y mayores. Los patrones de edad que han encontrado estos investigadores parecen mantenerse en los distintos países y culturas.

La soledad, más prevalente en los varones

Se encontró que los más vulnerables a la soledad eran los hombres jóvenes que vivían en sociedades con una cultura individualista. Estos expertos han destacado otros factores que podrían haber influido en que los hombres reconozcan ser más solitarios que las mujeres. Por ejemplo, parece que los hombres se encontraban especialmente estimulados a comentar su soledad en este estudio, dado que los estereotipos de sexo les vuelven más reacios a hablar sobre sus emociones.

Los presentadores de radio y otros oyentes les animaron a participar en este estudio, y los autores sugieren que utilizar una encuesta online les proporcionó la oportunidad que necesitaban para hablar sobre sus emociones. Y es que los varones suelen tener pudor a la hora de admitir que se sienten solos, afirma la profesora Pamela Qualter, de la University of Manchester (Reino Unido) y coautora del estudio, que añade que al evitar usar la palabra solitario los hombres refirieron mayor soledad que las mujeres.

Aunque los autores advierten que sus hallazgos no son representativos y los efectos de las variables que han identificado son relativamente pequeños, el tamaño y la diversidad del estudio les hace pensar que los efectos son reales y la soledad es una experiencia bastante universal entre las diferentes categorías  demográficas.

Para la profesora Barreto los resultados del estudio tienen implicaciones para los jóvenes que están viviendo la pandemia por el coronavirus SARS-CoV-2, y explica que aunque es cierto que la gente joven está más capacitada para usar la tecnología para mantener relaciones sociales, también se sabe que cuando esto se utiliza reemplazar las relaciones cara a cara, y no como una ampliación de los encuentros personales, no sirve para aliviar la soledad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD