PUBLICIDAD

Lactancia materna prolongada
Existen prejuicios y falsas creencias sobre la lactancia materna prolongada, pero la OMS no pone límite de edad para amamantar. Conoce los beneficios que aporta dar el pecho a un niño mayor, tanto para él como para su madre.
Escrito por Caridad Ruiz, Periodista especializada en salud y nutrición

Beneficios de la lactancia prolongada para madre e hijo

Actualizado: 31 de julio de 2019

La leche materna con el tiempo ni se degrada ni pierde propiedades, aunque sí que cambia su composición. Tiene más grasa, dado que un niño de dos o más años necesita un aporte de calorías superior que un bebé. De hecho, aporta un 33% de los requerimientos diarios. Por lo demás, mantiene las mismas ventajas y los efectos en la salud del pequeño se prolongan en el tiempo, hasta la edad adulta.

Estos son pues, algunos de los principales beneficios de la lactancia materna prolongada en niños mayores:

  • Beneficios inmunológicos

    Beneficios inmunológicos

    A través de la leche materna la madre transmite al niño anticuerpos que refuerzan su sistema inmunológico, para luchar contra las bacterias y virus que causan las frecuentes otitis o infecciones del sistema respiratorio. Por eso, “se ha comprobado que los niños que toman el pecho tienen menos infecciones que los de su edad que no son amamantados”, comenta Javier Corrillero, matrón en Matrona Sur.

  • Protección frente al cáncer

    Protección frente al cáncer

    Se ha evidenciado que entre los niños amamantados se da una menor incidencia de algunos tipos de cáncer, como la leucemia.

  • Protección enfermedades metabólicas

    Menos incidencia de enfermedades metabólicas

    Los niños que toman el pecho durante un largo periodo de tiempo tienen menos riesgo de desarrollar “obesidad infantil y sobrepeso, diabetes, y enfermedades que tienen que ver con el desarrollo del sistema endocrino”, señala el matrón.

  • Protege de las caries

    Protege de las caries

    Aunque existe la creencia de que en niños mayores la lactancia puede provocar caries, no existe ninguna evidencia científica que haya demostrado esta relación. De hecho, debido a las inmunoglobulinas que aporta la leche para la lucha contra las bacterias y al pH de la leche materna –que oscila entre el 7,1 y el 7,7–, la leche en sí misma no daña sus dientes, si no que favorece un correcto desarrollo bucodental.

  • mejora el rendimiento escolar

    Mejora el rendimiento escolar

    Diversos estudios han relacionado la lactancia materna con cocientes intelectuales mayores en los niños. Un estudio realizado en Estado Unidos y publicado en Early Human Development, señalaba que las habilidades mentales y motoras de los niños amamantados eran superiores a las de los que tomaban leche artificial, y que las puntuaciones eran más altas cuanto más tiempo el niño tomaba la leche materna.

Beneficios de la lactancia prolongada para la salud de la madre

La lactancia materna prolongada no solo protege la salud del niño, sino que amamantar a su hijo durante más allá de los dos años también es una actividad saludable para la madre, ya que se ha comprobado que proporciona a las mujeres que dan el pecho a sus hijos mayores los siguientes beneficios:

  • Protege del cáncer de ovario y mama

    Protección frente al cáncer de mama y de ovario

    Un estudio realizado por la Universidad de Granada y publicado en la revista Nutrición Hospitalaria demostraba que el riesgo de desarrollar un carcinoma de mama disminuía a medida que aumentaba el tiempo de lactancia. Otros trabajos han destacado que dar el pecho durante más de un año tiene una acción protectora frente a los tumores malignos de ovario. En ambos casos parece que está relacionado con la menor producción de estrógenos en el organismo materno durante la lactancia.

  • Reduce el riesgo de diabetes

    Reduce el riesgo de diabetes

    Algunos estudios han destacado que el riesgo de que la madre desarrolle diabetes tipo 2 disminuye de forma considerable cuando da el pecho a sus hijos durante más de seis meses, se cree que por efecto de las hormonas asociadas a la lactancia y su acción en las células pancreáticas.

  • Protege de la osteoporosis

    Protege de la osteoporosis

    Una de las ideas erróneas más difundidas sobre la lactancia materna es que afecta negativamente a los huesos de la madre, sobre todo cuando se mantiene durante mucho tiempo. Pero la verdad es bien diferente. “Con la lactancia se activan las hormonas que hacen que ingrese la calcitonina en los huesos. A veces, con la lactancia disminuyen un poco los niveles de calcio circulante, pero eso no significa que los depósitos a largo plazo se vean disminuidos”, explica Javier Corrillero.

  • Ayuda a mantener el peso

    Ayuda a mantener el peso

    Fabricar leche materna es un efectivo quemagrasa porque el organismo materno consume 500 calorías para elaborar medio litro de leche.

  • Riesgo de ictus

    Disminuye el riesgo de varias enfermedades

    Entre otras ventajas, diversos estudios han verificado otras ventajas asociadas a prolongar la lactancia más allá de los seis meses mínimos recomendados por la OMS, así, se ha encontrado que reduce hasta un 52% el riesgo de que la madre desarrolle hígado graso no alcohólico; que tienen un 53% menos probabilidades de desarrollar esclerosis múltiple; y un riesgo de ictus un 23% menor.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD