PUBLICIDAD

Flacidez corporal: cómo combatirla
Con la edad, la piel y los músculos pierden su firmeza y acaban cediendo a la gravedad. Descubre los tratamientos más eficaces para la flacidez corporal o facial y cómo evitarla mediante ejercicio, alimentación y otros cuidados.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Tratamientos para combatir la flacidez corporal

La flacidez corporal es una afección que preocupa a numerosas personas, especialmente cuando las temperaturas nos llevan a utilizar menos ropas o más cortas. Pero tranquilos, la pérdida de firmeza de la piel se puede tratar de manera eficaz, y para ello en la mayoría de las ocasiones se debe utilizar la combinación de varios tratamientos y llevar a cabo los cambios adecuados en nuestros hábitos de vida. Por ello, la experta en medicina estética Yolanda Albelda incide en que para poder acabar con este problema estético es muy importante hacer las correcciones alimentarias necesarias, así como establecer unos hábitos de ejercicio físico de moderado a intenso.

En cuanto a los tratamientos en cabina, la doctora explica que el éxito de los resultados dependerá de realizar un correcto diagnóstico en función de la edad, sexo y estado de la flacidez; aun así, y según su experiencia, recomienda la combinación de diferentes técnicas, entre las que se encuentran:

  • Radiofrecuencia médica

    Radiofrecuencia médica

    Estimula la formación de elastina y colágeno (neocolagenosis), mejora el drenaje linfático y la microcirculación de la piel y del tejido subcutáneo, gracias a la corriente de alta frecuencia que calienta de manera interna las células, y reduce la elastosis de la zona y ayuda a revitalizar la piel. Es un procedimiento no invasivo que cuesta unos 30 o 50 euros la sesión.

  • Carboxiterapia

    Carboxiterapia

    Esta técnica consiste en la aplicación de microinyecciones de dióxido de carbono (CO2) de manera subcutánea para ayudar en la regeneración de la piel y a su microcirculación. Con este tratamiento aumenta la formación de colágeno en la zona, que hace que se vea más luminosa y tersa. Además, el CO2 ayuda a acabar con la grasa corporal. Se requieren mínimo unas 15 sesiones para los resultados definitivos, y cada sesión ronda entre los 40 y los 60 euros.

  • Ultrasonido

    Ultrasonido focalizado de alta intensidad

    Actúa a nivel de las fibras de colágeno provocando su desnaturalización y posterior reorganización en otras de mayor calidad. Se necesitan varias sesiones para obtener los resultados deseados.

  • Mesoterapia

    Mesoterapia corporal

    Con estas microinyecciones a nivel intradérmico de silicio orgánico, combinado con otros principios activos, se mejora la unión existente entre las moléculas del tejido conectivo y se reestructura la matriz extracelular del ácido hialurónico y el colágeno, mejorando la flacidez de las zonas corporales. Se recomiendan varias sesiones semanales o quincenales, durante los dos primeros meses del tratamiento y puede combinarse con la carboxiterapia para mejores resultados. El precio de la sesión es superior a los 50 euros.

  • Hilos tensores

    Hilos tensores

    Este tratamiento consiste en insertar en la dermis unos hilos de polidioxanona (PDO) con filamentos que sujetan la piel y promueven la formación de colágeno y elastina en las zonas cercanas. Aunque se reabsorben con el tiempo, los efectos duran tiempo después precisamente por esa activación del colágeno y la elastina. Cada hilo tensor cuesta entre 30 y 250 euros, y se suelen aplicar unos 30, aunque depende de la zona a tratar.

Actualizado: 12 de Julio de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD