PUBLICIDAD

Flacidez corporal: cómo combatirla
Con la edad, la piel y los músculos pierden su firmeza y acaban cediendo a la gravedad. Descubre los tratamientos más eficaces para la flacidez corporal o facial y cómo evitarla mediante ejercicio, alimentación y otros cuidados.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Causas de la flacidez corporal

La flacidez corporal se debe a la pérdida de unas fibras necesarias para que la piel y el tejido muscular se mantengan tensos y firmes, hablamos del colágeno y la elastina. Según la Dra. Yolanda Albelda, que ejerce en la clínica de medicina estética que lleva su nombre, ambas se van perdiendo poco a poco con el paso de los años, porque esto forma parte del proceso natural de envejecimiento, sin embargo, se puede ralentizar llevando una vida saludable y prestando atención a algunos hábitos cotidianos del día a día.

El embarazo y la lactancia pueden provocar la flacidez en algunas zonas determinadas, especialmente en el abdomen y en el pecho, debido a los cambios que experimenta el cuerpo de la mujer en estas etapas de la vida.

Aunque el paso del tiempo es inevitable, y la genética heredada también, existen algunos otros factores de riesgo que se pueden evitar y que harán que se tenga un mejor aspecto. Algunos de ellos son:

  • Cambios de peso

    Cambios bruscos de peso

    Al bajar de peso en un corto periodo de tiempo, el volumen corporal también se reduce, haciendo que parte de la piel de todo el cuerpo sobre, quedando flácida, y que los músculos queden menos firmes. Esto es especialmente visible en zonas donde antes se comienza a perder masa, como el abdomen, el pecho, los brazos o los muslos.

  • Problemas hormonales

    Problemas hormonales

    Las mujeres que entran en la etapa de la menopausia tienen más predisposición a una bajada de estas dos proteínas, cuya carencia fomenta la flacidez corporal. Aun así, no hay que darse por vencido, pues se puede contrarrestar.

  • Fotoenvejecimiento

    Fotoenvejecimiento

    Si se abusa de la exposición solar sin protección, como en el caso de la tanorexia, la piel pierde su hidratación y con ella su consistencia, además de tener más riesgo de desarrollar enfermedades graves como cáncer de piel. Utiliza todos los días protección solar en las zonas expuestas, incluso cuando esté nublado.

  • Tabaco y alcohol

    Consumo de tabaco y alcohol

    Estas dos sustancias impiden que la piel se oxigene todo lo suficiente, por lo que se deshidrata, perdiendo toda su firmeza y presentando un aspecto apagado, además de descolgado.

  • Mala alimentación

    Mala alimentación

    Somos lo que comemos, y llevar una dieta pobre en proteínas vegetales y animales, y rica en grasas e hidratos de carbono puede pasarle factura a tu salud y también al aspecto de tu piel.

  • Sedentarismo

    Sedentarismo

    No hacer ejercicio puede hacer que la gravedad afecte más a tus músculos y a tu piel, haciendo que se vean con poca firmeza.

Actualizado: 12 de Julio de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD