Codo de tenista
A pesar de su nombre, el codo de tenista no sólo afecta a los deportistas de raqueta, sino también a aquellos que fuerzan el antebrazo o la muñeca. Aprende cómo identificarlo, tratarlo y, sobre todo, cómo puedes prevenirlo.

Síntomas del codo de tenista

Síntomas del codo de tenista
Uno de los síntomas de epicondilitis es el dolor en la parte externa del codo.

Actualizado: 14 de enero de 2022

Si llevas días con un molesto dolor en la zona del codo tras algún movimiento repetitivo o tras jugar al tenis, debes saber que la evidencia más usual de epicondilitis (codo de tenista), que permite identificar si lo sufres, es el dolor en la cara externa del codo. Esta dolencia suele venir acompañada de impotencia funcional en movimientos como hacer presa o agarre con la mano (por ejemplo cuesta coger una taza o girar el pomo de una puerta). En ocasiones, el dolor aparece en movimientos como elevar un objeto o provocar una rotación, como por ejemplo, el gesto de llenar un vaso sujetando una jarra.

PUBLICIDAD

Otro de los síntomas de la epicondilitis es que también a la palpación se aprecia dolor punzante en la parte lateral externa del codo, en la zona blanda que bordea la prominencia ósea.

El dolor en el codo de tenista suele ser de tipo constante y sordo y, aunque no reviste gravedad a nivel neurológico, se manifiesta de forma irradiada hacia la muñeca y el antebrazo por el discurrir de los nervios de estas musculaturas.

Al tratarse de una tendinitis, el dolor aumenta contra resistencia, es decir, al efectuar una flexión o extensión contra una fuerza contraria. 

PUBLICIDAD

Creado: 11 de marzo de 2011

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD