Usar mal los portabebés podría aumentar el riesgo de lesiones en bebés

El abuso o el uso inadecuado de los accesorios portabebés, canguros o cabestrillos para llevar al bebé aumenta el riesgo de que los menores de un año tengan lesiones y que requieran hospitalización por ellas.
Escrito por: Natalia Castejón

13/10/2021

Madre haciendo tareas del hogar y llevando a su bebé en el portabebé

Una investigación preliminar ha encontrado que el abuso o uso inadecuado de los portabebés, cabestrillos o canguros pueden aumentar el riesgo de que el bebé presente lesiones, especialmente durante el primer año de vida. Así lo han alertado durante la 2021 American Academy of Pediatrics National Conference & Exhibition.

El 83,7% de los menores de un año tuvo lesiones en la cabeza, de los cuales el 18,1% necesitaron ser ingresados en un hospital

Cada vez es más común el uso de este tipo de accesorios para llevar a los neonatos a pasear o incluso en casa, pues es cómodo para los padres a la hora de hacer otras tareas o para evitar llevar el aparatoso carro. Muchos le han atribuido incluso beneficios para la lactancia materna y para el vínculo entre los bebés y sus padres.

Sin embargo, según el titular del estudio, podría tratarse de una moda peligrosa para los más pequeños. “Al igual que cuando compran un nuevo par de zapatos, los padres deben ser informados sobre el tamaño, la selección y el uso adecuados de los portabebés para evitar lesiones a ellos mismos y a su hijo”, indica Patrick T. Reeves, pediatra del Centro Médico Naval de San Diego.

El 22% de las lesiones fueron por caídas

El estudio está basado en la revisión de 14.024 casos de lesiones asociadas al uso de portadores de bebé del Sistema Nacional de Vigilancia Electrónica de Lesiones de Estados Unidos entre 2011 y 2020. Los datos indicaron que el 61% de los bebés con lesiones tenían entre 0 y 5 meses y el 19,3% requirió ingreso hospitalario.

El 83,7% de los menores de un año tuvo lesiones en la cabeza –de los cuales el 18,1% necesitaron ser ingresados–, el 22% de las lesiones registradas se debían a la caída del bebé y hubo siete casos de paro cardiopulmonar.

Los autores advierten de que en el mercado hay gran variedad de productos, la mayoría diseñados para mujeres, por lo que se suele dejar un espacio adicional para el pecho. Este detalle puede aumentar el riesgo de lesiones en los bebés cuando son los hombres los que usan el producto. También hacen hincapié en que es necesario dar información suficiente a los padres con respecto a la elección y al uso correcto de los portabebés, así se podría evitar un gran número de daños en los más pequeños.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD