PUBLICIDAD

Descubren que la bacteria E. coli favorece la absorción de hierro

La bacteria 'Escherichia coli' (E. coli), asociada a intoxicaciones alimentarias, también es beneficiosa para la salud, ya que contribuye a la absorción de hierro y podría ayudar en el tratamiento de la anemia.
Escrito por: Eva Salabert

29/08/2018

Científico con una placa de petri

Photo by Drew Hays on Unsplash

La composición de la microbiota intestinal es determinante para mantener una buena salud, y un nuevo estudio ha descubierto que incluso bacterias como la Escherichia coli (E. coli), algunas de cuyas variedades son responsables de intoxicaciones alimentarias que pueden llegar a tener graves consecuencias, también tiene efectos beneficiosos, ya que favorece la absorción de hierro en el intestino.

La E. coli es uno de los microorganismos más abundantes en el intestino, y los autores del trabajo, investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder (EE.UU.), decidieron averiguar si desempeñaba alguna función positiva, y utilizaron el gusano nematodo Caenorhabditis elegans, que se caracteriza por tener numerosas de estas bacterias, para realizar sus pruebas.

Observaron así que la E. coli produce una molécula para absorber hierro, denominada enterobactina, que también beneficiaba a los gusanos, ya que si se inhibía su producción, se ralentizaba el crecimiento de estos animales. Los investigadores prosiguieron sus experimentos con gusanos y cultivos de células humanas, y comprobaron que la enterobactina se une a la ATP sintasa, que es una proteína presente en las células de su hospedador, y que de esta forma el hierro se introduce en dichas células.

Los seres humanos aprovechan la enterobactina que produce la 'E. coli' para aumentar la concentración de hierro en las células intestinales

Mejorar los suplementos de hierro contra la anemia

La carencia de hierro constituye el déficit nutricional más común a nivel mundial y es una de las principales causas de anemia, que afecta especialmente a las mujeres y a los niños, sobre todo si viven en países en vías de desarrollo, y los resultados del estudio pueden ayudar a desarrollar estrategias para mejorar el tratamiento de este problema de salud.

Como ha explicado Min Han en un artículo publicado en Cell con las conclusiones del estudio, sus hallazgos sugieren que los mamíferos, incluyendo los seres humanos, aprendieron a aprovechar la enterobactina para aumentar la concentración de hierro en las células intestinales. Y ha añadido que aunque los suplementos de hierro por vía oral que se emplean para combatir la anemia pueden ser efectivos, también pueden inhibir la producción de enterobactina, lo que disminuye la absorción de hierro en el intestino.

El nuevo objetivo de estos científicos es desarrollar nuevos fármacos que permitan reemplazar o complementar los suplementos de hierro disponibles en la actualidad, ya que opinan que la enterobactina tiene un gran potencial para prevenir o tratar el déficit de hierro, que se ha asociado a graves trastornos de salud, como un mayor riesgo de ictus o de que el bebé tenga autismo si la deficiencia de este mineral la presenta una mujer embarazada.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD