PUBLICIDAD

Aprueban la ‘viagra femenina’ pese a sus posibles efectos secundarios

La FDA ha aprobado Vylessi, la llamada 'viagra femenina': un fármaco que aumenta la libido en mujeres premenopáusicas que padecen deseo sexual hipoactivo generalizado, y que estará disponible en septiembre en EE.UU.
Escrito por: Caridad Ruiz

25/06/2019

Aprueban la viagra femenina

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) ha aprobado bremelanotide (comercializado con el nombre de Vylessi y distribuido por los laboratorios AMAG Pharmaceuticals), un nuevo medicamento para mujeres que sufren pérdida del deseo sexual. Muy esperado por los especialistas, según la FDA, se trata de un fármaco seguro y efectivo indicado para mujeres premenopáusicas que padecen deseo sexual hipoactivo generalizado adquirido, aunque se desaconseja a aquellas que padezcan hipertensión arterial no controlada o enfermedades cardiovasculares.

Conocida también como la ‘viagra femenina’, se administra de forma similar a la insulina: con una inyección en el abdomen o en el muslo 45 minutos antes de mantener las relaciones sexuales, y se aconseja no usar más de una dosis en 24 horas y no más de 8 al mes. Se prevé que empiece a venderse en el mercado estadounidense en el mes de septiembre.

La FDA reconoce que se desconoce cómo mejora el deseo sexual

Este medicamento es una hormona sintética que activa los receptores de la melanocortina, una hormona secretada por la hipófisis en el cerebro, que están involucrados en el deseo sexual. No obstante, la nota de la FDA advierte que se desconoce cómo funciona este fármaco y cómo mejora la libido y reduce la angustia que su pérdida provoca en las mujeres.

Vylessi se inyecta en el muslo o en el abdomen de forma similar a la insulina, unos 45 minutos antes de iniciar la relación sexual

Para comprobar la efectividad y seguridad de Vylessi se realizaron dos estudios doble ciego, con 1247 mujeres premenopáusicas con deseo sexual hipoactivo generalizado. Un grupo lo probó durante 24 semanas, dos o tres veces al mes, y a otro grupo se le administró un placebo. Un 25% de las participantes del primer grupo experimentó un aumento de su deseo sexual, en comparación con el 17% del que tomó placebo. Además, el 35% de las que se inyectaron Vylessi experimentó una disminución de su angustia y ansiedad, frente al 31% del segundo grupo.

No está exento de efectos secundarios

Entre sus efectos secundarios conlleva un aumento de la presión arterial tras su administración, secuela que desaparece a las 12 horas. Precisamente por este efecto adverso no está indicada para mujeres que tengan hipertensión no controlada o que padezcan algún trastorno cardiovascular.

Pero este no es la única manifestación adversa. También puede provocar náuseas, vómitos, enrojecimiento, reacciones en el lugar de la inyección y dolor de cabeza, e incluso reducir de forma importante los niveles de otro fármaco, naltrexona, que se administra vía oral en pacientes alcohólicas o dependientes de los opioides, lo que puede conllevar el fracaso de este tratamiento.

Esta aprobación no está exenta de controversia. Por un lado, están los facultativos que piensan que el deseo sexual hipoactivo generalizado, un trastorno que se estima afecta a una de cada 10 mujeres, puede tener su origen en diferentes factores como trastornos psicológicos o fisiológicos, o en el estrés.

Por otro, sus detractores apuntan que no se han realizado suficientes estudios que confirmen su seguridad si es utilizada durante un largo periodo de tiempo. También señalan que la mayoría de los médicos que aconsejaron a la FDA abordar la disfunción sexual femenina con una de las áreas de enfermedades de alta prioridad estaban relacionados con Sprout Pharmaceuticals, laboratorio que fabrica otro fármaco aprobado en 2015 para aumentar el deseo sexual en las mujeres, flibanserin, comercializado con el nombre Addyi, una píldora que hay que tomar a diario.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD