La piel en la menopausia
En el climaterio, el organismo sufre una serie de cambios que tienen como consecuencia la pérdida de elasticidad y la falta de hidratación de la piel. Toma nota de nuestros consejos para cuidar la dermis en la menopausia.

Consejos para el cuidado de la piel en la menopausia

Actualizado: 29 de abril de 2021

Es imposible detener el paso del tiempo y sus consecuencias sobre el aspecto físico, pero sí podemos ralentizar este proceso, y disminuir la intensidad de los efectos de la menopausia sobre la piel, tomando una serie de medidas:

  • Protege tu piel del sol: aunque los expertos recomiendan que te expongas a la luz del sol alrededor de 15 minutos cada día para sintetizar correctamente la vitamina D (que juega un importante papel en la absorción del calcio, tan necesario para tus huesos), no olvides utilizar protección solar adecuada a tu tipo de piel, y evitar el sol desde las doce de la mañana hasta las cuatro de la tarde. La protección solar es imprescindible para prevenir la aparición de antiestéticas manchas y graves problemas de salud como un cáncer de piel.
  • Mantén la hidratación: utiliza cremas indicadas para hidratar la piel de cara y cuerpo (como las que contienen ácido hialurónico o glicerina) y aplícatelas tras el baño o la ducha, y a lo largo del día. Para prevenir la deshidratación y alargar la juventud de la piel es conveniente que empieces a cuidarte mucho antes del climaterio y que sustituyas el jabón por un limpiador suave. Beber dos litros de agua al día, y limitar el consumo de cafeína y alcohol, también mejorarán la hidratación de tu piel.
  • Sigue una dieta equilibrada: que contenga mucha fruta y verdura, y que aporte vitaminas, sobre todo A, C y E, que protegen contra los radicales libres. Algunos alimentos son buenos aliados para lucir una piel radiante.
  • Incluye fitoestrógenos: como las isoflavonas de soja, en tu dieta, porque tienen actividad estrogénica, y constituyen un tratamiento hormonal natural, como alternativa a la terapia hormonal sustitutiva, que aunque reduce el deterioro de la piel también presenta ciertos efectos secundarios.
  • Exfolia tu piel regularmente: para facilitar la eliminación de células muertas y limpiar los poros de impurezas, además de estimular la renovación celular.
  • Trata el acné: sí, los adultos también pueden tener acné, y durante la menopausia algunas mujeres desarrollan esta afección a causa de las fluctuaciones de las hormonas. Si tienes acné, puedes probar a utilizar un limpiador que contenga peróxido de benzoilo, pero si este producto seca tu piel, es mejor optar por un limpiador suave y acudir a un dermatólogo que te prescriba un tratamiento adecuado para el acné posmenopáusico. En cualquier caso, no te frotes con fuerza ni te pellizques los granos para evitar cicatrices y marcas.
  • No fumes: el tabaco, además de ser perjudicial para la salud, daña la piel y le resta vitalidad y luminosidad.
  • Practica ejercicio: que no solo te ayudará a prevenir la osteoporosis, sino que mejorará la circulación sanguínea, contribuyendo a que tengas una piel más saludable.
  • En tu higiene personal: utiliza productos que respeten el pH de tu piel y no resequen, prestando especial atención a la higiene íntima, ya que la vagina se atrofia y disminuye la secreción de flujo, lo que la hace más susceptible a contraer infecciones. Es conveniente que los cosméticos sean hipoalergénicos para prevenir la aparición de alergias o irritaciones.

Creado: 7 de mayo de 2011

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD