PUBLICIDAD

Lipedema, grasa patológica
El lipedema es una acumulación patológica de grasa –usualmente en piernas y brazos–, que además de una afección estética es una enfermedad que provoca dolor y problemas de movilidad. Conoce sus causas y cómo se trata.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Tratamiento del lipedema y consejos para pacientes

Actualizado: 20 de septiembre de 2019

Así como no se conoce la causa exacta de la aparición patológica de tejido graso subcutáneo, tampoco se tiene constancia de un tratamiento efectivo para combatir el lipedema que no sea la retirada de la grasa mediante cirugía. Muchos de los pacientes toman medicación, pero esta suele estar indicada para controlar el dolor que padecen.

No obstante, para mejorar de alguna manera el dolor provocado por el lipedema, los expertos pueden aconsejarles una serie de tratamientos conservadores, tales como:

  • Medias compresivas

    Medias compresivas

    Esta terapia de compresión puede ayudar a tratar los dolores generados por el lipedema y, en los casos más leves, a disimular las irregularidades visibles en la piel. Hay que advertir que no se logrará reducir el tejido graso con este método.

  • Dieta adecuada para no tener obesidad

    Dieta adecuada

    Aunque la grasa acumulada por esta enfermedad no reacciona ante los estímulos de una dieta, llevar una alimentación sana puede reducir el riesgo de desarrollar obesidad, una patología que agrava los síntomas del lipedema.

  • Ejercicio física para evitar la obesidad

    Fisioterapia y ejercicio físico

    Según el Consenso de Lipedema de 2018, la fisioterapia y el ejercicio físico deben ir orientados a mejorar la movilidad y prevenir problemas articulares secundarios, además de evitar otros problemas como la obesidad. Se recomienda andar, hacer marcha nórdica, ciclismo, yoga, Pilates o ejercicios en el agua.

  • Mesoterapia

    Mesoterapia

    Esta técnica, en la que se inyectan microinyecciones de vitaminasaminoácidos o minerales, puede mejorar temporalmente el dolor y la pesadez de los miembros afectados, pero no ayudará a reducir el volumen. Aun así, se deben realizar más estudios al respecto.

Cirugía, la única opción para eliminar el lipedema

La cirugía es, por el momento, la única alternativa eficaz para acabar con el lipedema, retirando la grasa subcutánea acumulada en las zonas afectadas, principalmente las piernas. El Dr. Nicolás Ruiz Mosquera, cirujano plástico y estético especializado en lipedema, nos advierte que es muy importante que esta operación quirúrgica sea llevada a cabo por cirujanos plásticos especialistas en esta enfermedad.

La liposucción es el método más usado en estos casos, pues de las cirugías para eliminar la grasa es una de las menos invasivas. Mediante una incisión se introduce una cánula que aspira la grasa y, a diferencia de las liposucciones habituales, en la del lipedema se utilizan cánulas más finas y se realizan movimientos axiales o longitudinales, no transversales, para reducir al máximo las posibles lesiones del sistema linfático superficial.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD