Pan, una historia con mucha miga
Añadir una ración de pan con cada comida es una buena forma de cubrir las recomendaciones diarias en la dieta de hidratos de carbono. No creas los falsos mitos. Redescubre este alimento y disfrútalo.

Cómo hacer pan en casa

Actualizado: 6 de abril de 2020

¿Todavía no sabes cómo hacer pan? Ahora que ya conoces mejor este alimento, sólo necesitas comprar harina de fuerza, levadura de panadero fresca o seca, agua y sal, para ponerte manos en la masa. La receta para hacer pan en casa, aunque algo laboriosa, es más sencilla de lo que puedas pensar, y no sabes la maravilla que te estás perdiendo si no lo pruebas. Además, es tremendamente útil en estos momentos de limitación de los desplazamientos por la epidemia de coronavirus.

Receta fácil para hacer pan casero

Infografía: receta de pan casero

Empezamos: tamiza la harina (500 gramos) y une la sal (10 gramos) en un recipiente grande y dale unas vueltas para que se unan. Mezcla la levadura seca de panadero (3,3 g) en un bol con 320 mililitros de agua tibia. Haz un agujero en el centro de la harina y ve incorporando el agua con la levadura. Muévela bien con las manos hasta que la masa se despegue de los bordes del recipiente.

A continuación, enharina una superficie plana y ve amasando la masa durante unos 10-15 minutos, o hasta que deje de estar pegajosa y se quede suave y elástica. Haz una bola, déjala en un recipiente con aceite untado y tapa la masa con papel film o con un paño húmedo para que repose y doble su volumen (fermente); tardará entre una y dos horas. También puedes dejarla toda la noche en la nevera.

Posteriormente, vuelve a amasarla para que pierda algo de aire y forma nuevamente una bola con la masa. Según las recetas que miréis se puede hacer una doble fermentación.

Coge una bandeja de horno con papel sulfurizado y coloca encima la bola de masa. Hazle unos cortes a tu gusto con un cuchillo o un cúter limpio. Cocina el pan a 200-220 ºC, en una altura media, con el calor arriba y abajo. Déjalo durante unos 40 minutos. Cuando se haya dorado, sácalo y déjalo enfriar sobre una rejilla.

Creado: 14 de noviembre de 2012

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD