PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Discutir al volante aumenta el riesgo de accidente

Conducir mientras se mantiene una discusión es muy peligroso, ya que la capacidad de atención de un conductor alterado disminuye hasta un 26%, el equivalente a tener más de 0,5 gramos de alcohol en la sangre.
Discutir al volante aumenta el riesgo de accidente

Discutir mientras conduces es peligroso, tenlo muy en cuenta al volante.

13 de Junio de 2012

Conducir mientras se mantiene una discusión es muy peligroso, ya que la capacidad de atención de un conductor alterado disminuye hasta un 26%, lo mismo que ocurriría si tuviera más de 0,5 gramos de alcohol en la sangre.

La falta de control de las emociones al volante podría ser una de las principales causas de accidentes de tráfico, según las conclusiones de un reciente estudio –‘Zen Driving’– que ha realizado Prevensis con el patrocinio de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa). Los datos del estudio revelan que el control emocional del 72% de los conductores es bajo, y que hasta el 17% de estos conducen sin ningún control emocional, lo que aumenta las posibilidades de que cometan infracciones y sufran un accidente.

El perfil más positivo y con una menor tendencia a sufrir distracciones y accidentes sería el de un varón casado con una edad de entre 37 y 50 años

Los autores del estudio han evaluado los factores que más influyen en las distracciones, y han determinado que hablar por el móvil puede llegar a incrementar el riesgo de tener un accidente hasta un 41%, mientras que una disputa con otro conductor eleva un 37% las posibilidades de accidente y discutir con el copiloto un 26%.

El informe también establece diferentes perfiles de conductores más o menos propensos a sufrir un accidente de acuerdo a sus características personales. Así, los más impulsivos, y que más peligro representan para sí mismos y para los demás, son los hombres jóvenes menores de 25 años, aunque cualquier soltero menor de 32 años presenta un perfil negativo, de acuerdo a los datos del estudio.

El perfil más positivo y con una menor tendencia a sufrir distracciones y accidentes sería el de un varón casado con una edad de entre 37 y 50 años, aunque el mayor control emocional se alcanza a partir de los 55 años de edad. El estudio revela que las personas casadas o con pareja estable presentan una mayor seguridad al volante. Atendiendo al sexo, los datos obtenidos apuntan a que las mujeres presentan un perfil negativo superior, debido a que su actitud ante la conducción también es negativa –en un 33% de los casos–, por falta de seguridad o miedo.

Las recomendaciones del estudio se centran en adoptar unas pautas que se ha comprobado que pueden ayudar a las personas a que su forma de conducir resulte más segura. Se trata de técnicas diversas que varían en función de la personalidad del conductor y que tienen como objetivo evitar las distracciones y que la persona se encuentre cómoda al volante. Por ejemplo, apagar el móvil y respirar pausadamente, son algunos de los consejos que nos ayudarán a concentrarnos en la conducción.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD