PUBLICIDAD

La lactancia reduce el riesgo de hipertensión tras la menopausia

Las mujeres que practican la lactancia materna con varios hijos durante un tiempo prolongado tienen un riesgo significativamente menor de sufrir hipertensión tras la menopausia, según un reciente estudio.
Escrito por: Natalia Castejón

01/02/2018

Lactancia materna con varios hijos a la vez

El metabolismo materno puede restablecerse gracias a la lactancia después del parto.

Cada vez son más los beneficios que se le atribuyen a la lactancia materna, y no solo para el bebé, también para la madre, y es que aunque la mayoría de los estudios se han centrado en descubrir cómo mejora este tipo de alimentación la salud de los niños, el objetivo de otros más recientes ha sido conocer las ventajas de esta práctica para las mujeres. Ahora, un nuevo trabajo, publicado en el American Journal of Hypertension, revela que las mujeres que tienen varios hijos y les dan el pecho durante un tiempo prolongado reducen considerablemente el riesgo de tener hipertensión arterial tras la menopausia.

La investigación que recoge esta conclusión se llevó a cabo analizando los datos de 3.119 mujeres posmenopáusicas mayores de 50 años y no fumadoras, procedentes del '2010-2011 Korea National Health and Nutrition Examination Survey'. Los resultados mostraron que aquellas que habían amamantado a más niños –entre cinco y 11– tuvieron un 51% menos probabilidades de presentar hipertensión después de la menopausia. Además, las que más años pasaron amamantando a sus hijos –entre ocho y 27 años en total– registraron un 45% menos riesgo de padecer esta enfermedad.

La lactancia materna puede favorecer el restablecimiento del metabolismo de la mujer tras el parto y reducir el riesgo de enfermedades asociadas a la obesidad

Dar el pecho evita problemas ligados a la obesidad

Al parecer, son dos las causas que barajan los autores del estudio como posibles explicaciones de esta asociación. Según ellos, podría deberse a que el metabolismo materno, como la reserva de grasa y la resistencia a la insulina, puede restablecerse gracias a la lactancia después del parto, y esto reduce las probabilidades de desarrollar enfermedades ligadas a la obesidad.

Además, la lactancia materna fomenta la segregación de oxitocina, que algunas investigaciones anteriores han relacionado directamente con una reducción en el riesgo de padecer este tipo de enfermedades. Por ello, Nam-Kyong Choi, autor principal del estudio, hace hincapié en la importancia de dar el pecho a los hijos también para el beneficio de la salud de la madre a largo plazo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD