PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Alertan de altos niveles de arsénico en alimentos infantiles

Un estudio desvela que casi la mitad de los productos alimenticios para bebés que tienen arroz entre sus ingredientes contienen niveles de arsénico inorgánico ilegales, pese a las nuevas normas establecidas por la UE.
Madre con su bebé mira un alimento infantil

En los últimos tiempos han saltado las alarmas por la cantidad de arsénico en los alimentos, especialmente en el arroz.

11 de Mayo de 2017

Tras analizar las últimas evidencias científicas acerca de los efectos que los altos niveles de arsénico tienen para la salud, la European Food Safety Authority (EFSA) reducía a principios de 2016 el nivel de arsénico inorgánico permitido en los productos alimenticios. Sin embargo, es llamativo cómo la industria alimentaria sigue empleando niveles que están muy por encima de los permitidos por las autoridades sanitarias; y, más llamativo aún, que esos excesos se encuentren en productos desarrollados específicamente para bebés y niños.

Así lo acaba de demostrar un interesante estudio elaborado por investigadores de la Queen University de Belfast (Irlanda), publicado en la revista PLoS ONE, que ha encontrado que la mitad de los productos infantiles que contienen arroz entre sus ingredientes principales incluyen niveles ilegales de arsénico inorgánico.

Para llegar a esta conclusión, los expertos siguieron dos vías: una centrada en el análisis de las muestras de orina de lactantes –separando los que fueron amamantados, de los que fueron alimentados con leche artificial, antes y después del destete– obtenidas de la base de datos de la Office for Research Ethics Committees Northern Ireland (ORECNI) y de la Belfast Health and Social Care Trust. Observando que los niños que recibían leche artificial basada en arroz tenían niveles mucho más elevados, que aquellos que fueron amamantados.

Casi un 75% de los productos específicos para bebés y niños basados en arroz exceden los niveles de arsénico permitidos por la Unión Europea

La segunda parte del estudio se centró en un completo análisis de los alimentos infantiles que contienen arroz, tanto antes como después de que la Unión Europea limitara el máximo permitido para estos productos. Y las cifras obtenidas resultaron alarmantes: casi un 75% de los productos infantiles basados en arroz excedían los niveles permitidos. Los investigadores encontraron, además, que no solo excedían el límite sino que en muchos casos incluso era mayor desde que se lanzaran tales recomendaciones.

El profesor Andy Meharg, director de la investigación, ha destacado que los bebés son los más vulnerables a elevados niveles de arsénico y que, por tanto, la exposición a esta sustancia a lo largo de la primera infancia tiene efectos perjudiciales para su salud a largo plazo. ¿Qué hacer entonces? Según Meharg adoptando medidas sencillas por parte de la industria alimentaria podrían reducirse de manera drástica los niveles de arsénico de estos productos por lo que es algo que está en la mano de sus fabricantes.

Los productos específicos para bebés y niños pequeños son innecesarios

Son ya muchos los expertos en nutrición que alertan desde hace años de que los productos fabricados específicamente para bebés y niños no son necesarios en ningún caso, y que lo que realmente necesitan para una alimentación adecuada es comida normal, adaptada y saludable, sí, pero normal. El motivo está claro: los alimentos de este tipo le restan protagonismo a otros alimentos mucho más interesantes, además de contener azúcares y otras sustancias no recomendables. Pese a ello, la falta de información y un potente marketing mantienen esta industria a flote.

En este contexto, la EFSA advertía ya hace ocho años de que la población infantil estaba hasta tres veces más expuesta al arsénico inorgánico que los adultos. Esto es debido a que, hasta los tres años de edad, los alimentos que más consume esta parte de la población son alimentos diseñados para lactantes y niños de corta edad, siendo estos una fuente fundamental de arsénico, con el arroz como ingrediente básico.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD