Detectan acrilamida en el 100% de madres lactantes españolas

Un estudio que analiza la exposición a la acrilamida en la población española ha encontrado que el 100% de las mujeres lactantes tienen este compuesto en su orina, lo que podría suponer un riesgo para su salud y la de su bebé.
Escrito por: Natalia Castejón

08/10/2021

Acrilamida en el 100% de las lactantes

Los resultados del primer estudio sobre la exposición a acrilamida en la población española han hecho saltar las alarmas, pues indican que prácticamente el 100% de las mujeres lactantes del país tienen restos de este compuesto en su orina, lo que podría suponer un riesgo para su salud y para la de su bebé.

La acrilamida es un compuesto orgánico que se encuentra principalmente en los alimentos procesados ricos en aminoácidos y carbohidratos, en el humo del tabaco y en algunos alimentos cuando se cocinan a baja humedad y por encima de los 120ºC, como puede ser el caso de las patatas fritas, las galletas o el café tostado. Aunque todavía no hay suficiente evidencia científica, se ha clasificado como un posible agente cancerígeno para el ser humano

El Área de Seguridad Alimentaria de la Fundació per al Foment de la Investigació Sanitària i Biomèdica (Fisabio) han sido los artífices del estudio que ha analizado las muestras de orina de 120 mujeres lactantes entre 20 y 45 años que tuvieron a sus hijos en el Hospital Universitari i Politènic La Fe de València. Se trata del primer estudio que mide la exposición interna, pues hasta ahora solo se había contabilizado la externa.

La exposición a acrilamida podría deberse a la dieta

Los resultados, que se han publicado en la revista Environmental Research, indicaron que el 100% de las mujeres lactantes ha estado expuesta a la acrilamida, una exposición que ha resultado ser mayor que la observada en población adulta en otros estudios europeos.

La acrilamida de las lactantes podría transmitirse a los bebés por medio de la leche materna, poniendo también en riesgo su salud

Sandra Fernández, investigadora del Área de Seguridad Alimentaria de Fisabio-Salud Pública y primera autora del estudio, ha declarado que “las causas pueden estar relacionadas con las diferentes pautas dietéticas, aunque se requieren más estudios para lograr una mayor concreción”. Además, los niveles hallados en las lactantes podrían ser transmitidos a los bebés por medio de la leche materna.

Esta investigación es significativa, y debería suponer un antes y un después en las políticas de salud pública, que tienen la responsabilidad de revisar el ámbito de la seguridad alimentaria para poder reducir los niveles de exposición a la acrilamida de sus ciudadanos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD