PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Dormir menos de seis horas aumenta el riesgo de diabetes gestacional

Un metaanálisis sugiere que dormir menos de seis horas y media durante el embarazo puede llegar a triplicar el riesgo de sufrir diabetes gestacional, aunque no establece una relación causal al tratarse de un estudio observacional.
Embarazada intentando dormir

La reducción del sueño a seis horas en embarazdas puede provocar inflamación sistémica.

26 de Octubre de 2017

Existen diversos factores asociados al riesgo de que las mujeres embarazadas puedan desarrollar diabetes gestacional, a los que quizá ahora habría que añadir la falta de horas de descanso o cualquier otro trastorno del sueño. Es una de las conclusiones a las que ha llegado un metaanálisis publicado en la revista Sleep Medicine Reviews, en el que se expone cómo ha disminuido significativamente en los últimos 20 años la cantidad de tiempo que se duerme –una cuarta parte menos las mujeres, y un 16% menos los hombres–, que los expertos consideran muy insuficiente, especialmente si hablamos de gestantes.

La diabetes gestacional, que se caracteriza por niveles anormalmente elevados de azúcar en sangre, se desarrolla durante el embarazo, y puede provocar desde que el bebé nazca con un peso excesivo, hasta partos prematuros o problemas respiratorios en la descendencia. También tiene consecuencias negativas para la madre, ya que eleva el riesgo de que desarrolle diabetes tipo 2 tras el parto.

Los investigadores analizaron los datos recopilados de ocho estudios, que incluían a 17.308 mujeres embarazadas. Siete de esos estudios contenían datos procedentes de autoinformes sobre la duración del sueño, y el otro se basaba en el uso de un acelerómetro para medir este parámetro. Tras ajustar factores como la edad, el índice de masa corporal y el origen étnico, observaron que la corta duración del sueño se relacionaban con unos niveles más elevados de azúcar en la sangre en mujeres embarazadas. En concreto, una duración promedio de sueño de menos de seis horas y 25 minutos se asociaba con un riesgo de hasta casi tres veces más (2,84) de ser diagnosticada con diabetes gestacional.

Tras ajustar diversos factores, observaron que la corta duración del sueño se relacionaban con unos niveles más elevados de azúcar en la sangre en embarazadas

A la luz de estos hallazgos, los científicos creen que los cambios hormonales en el embarazo, así como la inflamación sistémica relacionada con la falta de sueño, podrían provocar resistencia a la insulina y niveles elevados de glucosa en sangre. Sin embargo, el autor principal del estudio ha declarado que, dado que se trata de un estudio observacional, esto son suposiciones que es preciso confirmar, ya que por el momento no es posible establecer una relación causal entre diabetes y falta de sueño.

Además, también insiste en que queda por determinar si prolongar el tiempo dedicado al sueño durante el embarazo puede ser beneficioso para reducir el riesgo de diabetes gestacional, afección que generalmente ocurre en el segundo o tercer trimestre de gestación.

La importancia de dormir bien durante el embarazo

Pese a lo beneficioso que pudiera resultar dormir más horas durante el embarazo, lo cierto es que lograrlo no siempre es fácil, ya que algunos síntomas habituales durante la gestación podrían impedir a la mujer disfrutar de un descanso pleno. Desde las náuseas hasta la acidez estomacal, o el aumento de las ganas de orinar, pasando por las dimensiones del útero al llegar al tercer trimestre, pueden ser los causantes, entre otros factores, de un sueño corto, con muchas interrupciones y poco satisfactorio.

A los síntomas físicos se unen muchas veces los trastornos emocionales como consecuencia del nerviosismo provocado por la incertidumbre o el miedo al parto, algo muy común entre las mujeres embarazadas, especialmente en el caso de que sean primerizas, y que también dificultarían conciliar y mantener un sueño reparador.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD