PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Usar Twitter o Facebook libera la ‘hormona del amor’

Al usar redes sociales el cerebro produce oxitocina (también conocida como la hormona de la felicidad o del amor) en las mismas cantidades que se producen cuando recibimos caricias tales como besos o abrazos
Usar Twitter o Facebook libera la ‘hormona del amor’

23 de Abril de 2011

Seguramente al ver a tu chaval pegado a la pantalla del ordenador, mandándose mensajitos con sus amigos a través de las redes sociales, hayas pensado que está ensimismado, como si estuviera enamorado... Pues bien, mal encaminado no vas. Y es que las sensaciones que se generan en el organismo podrían ir por esos derroteros. Según el Doctor Paul J. Zak, profesor en la Universidad de Claremont, cuando se hace uso de redes sociales, como Twitter o Facebook, el cerebro segrega una hormona denominada oxitocina, que también es conocida como la hormona de la felicidad o del amor, en la misma proporción que cuando nos acarician, nos besan o nos abrazan.

Para llegar a estas conclusiones Zak analizó muestras de sangre que se obtuvieron con anterioridad y posterioridad al empleo de Facebook y Twitter, y comprobó que los niveles de oxitocina eran más altos durante el tiempo que se dedicaba a utilizar estas redes sociales y que, además, los niveles de las hormonas relacionadas con el estrés disminuyeron. En uno de los cobayas humanas que se presentaron como voluntarios para este estudio, los niveles de oxitocina se elevaron más de 13 por ciento cuando comenzó a comunicarse con sus amigos a través de las redes sociales, y su nivel de cortisol (una hormona asociada al estrés) se redujo alrededor del 11 por ciento.

Aunque este estudio presenta algunas limitaciones y debería ser ampliado, puede servir para comprender que la adicción que provocan las redes sociales está asociada a un proceso totalmente fisiológico. Convendría comprobar, o mejor prever, si dicha adicción puede tener consecuencias graves, como el desarrollo de alguna patología, o influir para que los que las usan con mucha asiduidad dejen de relacionarse físicamente con sus amistades y se limiten a interaccionar en la red. De momento, la conclusión que se puede extraer es que utilizar redes sociales produce placer.

Fuente: Portaltic/EP

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de reducción de la vacunación del sarampión en niños de 2 a 11 años puede triplicar su incidencia en estas edades
'Fuente: 'Universidad de Stanford y Escuela de Medicina Baylor (Estados Unidos)''