PUBLICIDAD

Orzuelos, cómo curarlos
Los orzuelos son dolorosas protuberancias que aparecen en la base de las pestañas a causa de una infección. Aunque suelen desaparecer solos en unos días, con estos consejos aliviarás sus molestias y evitarás recidivas.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Síntomas de los orzuelos

Actualizado: 3 de mayo de 2019

Las personas que tienen un orzuelo comienzan experimentando una pequeña molestia en el ojo, y esta sensación va tornándose en una creciente inflamación del párpado que se hace cada vez más evidente. Según la American Academy of Ophthalmology los principales síntomas que se dan y que te pueden ayudar a diagnosticar un orzuelo son:

  • Inflamación del párpado

    Inflamación del párpado

    Es la principal prueba de que se tiene un orzuelo y es más común que ocurra en el párpado superior. Puede ser de diferentes magnitudes, y las más graves pueden dificultar la visión, pues la hinchazón no permite abrir el ojo. Puede tener un punto blanco de pus, similar a las espinillas.

  • Dolor del ojo

    Dolor

    Los orzuelos suelen ser dolorosos al tacto, al contrario de lo que ocurre con los chalaziones.

  • Enrojecimiento del ojo

    Enrojecimiento

    La zona no deja de estar infectada, por lo que adquirirá un color rosado de diferentes tonalidades.

  • Sensibilidad a la luz

    Más sensibilidad a la luz

    El ojo rechaza la exposición a la luz y se vuelve muy sensible incluso a la claridad.

  • Lagrimeo

    Lagrimeo

    La sensibilidad a la luz hace que los ojos estén continuamente segregando lágrimas para protegerse.

  • Cuerpo extraño en el ojo

    Cuerpo extraño

    Es normal que los pacientes con orzuelos sientan que tienen algo metido en el ojo o como arenilla; sin embargo, estas sensaciones proceden de la inflamación.

  • Picor en el ojo

    Picor y legañas

    La infección por la bacteria Staphylococcus aureus hace que pueda picar el párpado, e incluso que se tenga más cantidad de legañas.

  • Visión borrosa

    Visión borrosa

    Si el orzuelo crece mucho y presiona el globo ocular puede hacer que no se observe con normalidad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD