PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Asocian la fobia social con un aumento de la serotonina

Una investigación asocia la fobia social con un aumento en los niveles del neurotransmisor serotonina en el cerebro, y revela que cuanta más serotonina producen los afectados por este trastorno, más ansiedad sienten.
Mujer con fobia social

La fobia social es un trastorno psiquiátrico que se caracteriza por sentir una angustia exagerada cuando es necesario hablar en público o socializar con los demás.

23 de Junio de 2015

Las personas que sufren fobia social segregan demasiada serotonina, y a mayor cantidad de esta sustancia, más ansiedad sienten al mantener relaciones sociales, según ha revelado un nuevo estudio realizado por la Universidad de Uppsala (Suecia).

Las personas que padecen fobia social presentan un exceso de serotonina producida en una zona del cerebro donde se localiza el centro del miedo, la amígdala

La fobia social es un trastorno psiquiátrico que se caracteriza por sentir una angustia exagerada cuando es necesario hablar en público o socializar con los demás, que interfiere en la vida del afectado y se convierte en una discapacidad que le impide relacionarse normalmente con sus semejantes.

Estudios anteriores habían llevado a pensar que los individuos con fobia social tenían niveles muy bajos del neurotransmisor serotonina, y que los medicamentos con los que se trataba el trastorno (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, o ISRS) para regular estos niveles aumentaban la cantidad de serotonina disponible.

Sin embargo, los investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad de Uppsala han observado que las personas que padecen fobia social presentan un exceso de serotonina producida en una zona del cerebro donde se localiza el centro del miedo, la amígdala.

Para comprobarlo, los científicos midieron la transmisión de señales químicas de la serotonina en el cerebro, utilizando para ello la denominada cámara PET y un trazador especial. Como ha explicado Andreas Frick, estudiante de doctorado en el Departamento de Psicología del centro educativo, las personas con fobia social no solo producen más serotonina, sino que también bombean mayor cantidad de esta sustancia.

Los resultados del estudio, que se han publicado en JAMA Psychiatry, suponen un importante hallazgo porque contribuyen a identificar las alteraciones en los mensajeros químicos del cerebro en las personas con ansiedad, y demuestran que el exceso de serotonina puede incrementar dicha ansiedad en vez de reducirla, como se creía.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''