Hallan cómo regenerar el folículo piloso y evitar la pérdida del pelo

Identifican el mecanismo ligado al estrés por el que las células madre del folículo piloso permanecen en una fase de reposo prolongada e impiden la regeneración del cabello, lo que puede ayudar a hallar formas de promover el crecimiento del pelo.
Escrito por: Eva Salabert

05/04/2021

Hallan cómo regenerar folículos pilosos

El folículo piloso se regenera a lo largo de nuestra vida atravesando fases alternativas de crecimiento y reposo, un proceso que se encargan de impulsar las células madre del folículo piloso. Durante la fase de crecimiento, estas células se activan para regenerar el folículo piloso y el cabello, y permiten que este crezca, mientras que, durante la fase de reposo, permanecen inactivas y los cabellos se pueden desprender con mayor facilidad. Por esta razón, si las células madre del folículo piloso se mantienen inactivas y no regeneran nuevo tejido se puede producir alopecia o pérdida del pelo.

Ahora, científicos de la Universidad de Harvard han identificado el mecanismo biológico por el que el estrés crónico afecta a las células madre del folículo piloso en un estudio realizado con ratones, que confirmaría observaciones previas que indicaban que el estrés podría provocar la caída del cabello. En la investigación, que se ha publicado en Nature, se encontró que una importante hormona del estrés hace que se alargue la fase de reposo de las células madre del folículo piloso, durante la que no se regeneran el folículo piloso y el cabello.

“Tanto en condiciones normales como de estrés, la adición de Gas6 fue suficiente para activar las células madre del folículo piloso que estaban en la fase de reposo y para promover el crecimiento del cabello”

Los investigadores han conseguido identificar el tipo de célula y la molécula específicos que transmiten la señal de estrés a las células madre, y han demostrado que esta vía puede potencialmente tener como objetivo restaurar el crecimiento del cabello. Como ha explicado el Dr. Ya-Chieh Hsu, profesor asociado de Alvin y Esta Star de Stem Cell and Regenerative Biology en Harvard y autor principal del estudio: “descubrimos que el estrés en realidad retrasa la activación de las células madre y cambia fundamentalmente la frecuencia con la que las células madre del folículo piloso regeneran los tejidos”.

El estrés dificulta la regeneración del cabello

Al estudiar un modelo de ratón de estrés crónico los investigadores observaron que las células madre del folículo piloso se mantenían durante mucho tiempo en una fase de reposo sin regenerar tejidos. La corticosterona, una importante hormona del estrés que segregan las glándulas suprarrenales, fue regulada positivamente por el estrés crónico, y pudieron reproducir el efecto que tenía el estrés en las células madre al administrar a los roedores corticosterona, que es la hormona equivalente al cortisol en las personas, que también se eleva en condiciones de estrés y se conoce como la ‘hormona del estrés’. Según Hsu, “este resultado sugiere que las hormonas del estrés elevadas tienen un efecto negativo en las células madre del folículo piloso”, y añade que “la verdadera sorpresa llegó cuando eliminamos la fuente de las hormonas del estrés”.

Por lo general, la regeneración del folículo piloso se enlentece con el paso del tiempo y la fase de reposo se alarga con el envejecimiento, pero cuando los científicos eliminaron las hormonas del estrés comprobaron que la fase de reposo de las células madre se acortó significativamente y los ratones entraron constantemente en la fase de crecimiento en la que se regeneraron los folículos pilosos durante toda su vida, incluso cuando ya eran viejos.

“En el futuro, la vía Gas6 podría explotarse por su potencial para activar las células madre para promover el crecimiento del cabello”

Tras determinar la relación entre la hormona del estrés y la actividad de las células madre del folículo piloso, los investigadores se centraron en hallar el mecanismo biológico subyacente a dicho vínculo. El Dr. Sekyu Choi, autor principal del trabajo afirma que descubrieron que “la hormona del estrés en realidad actúa sobre un grupo de células dérmicas debajo del folículo piloso, conocido como la papila dérmica”.

La papila dérmica resulta clave en la activación de las células madre del folículo piloso, pero ninguno de los factores producidos por la papila dérmica que se habían identificado previamente varió cuando se modificaron los niveles de la hormona del estrés, sino que la hormona del estrés no permitió que las células de la papila dérmica secretaran Gas6, una molécula que, según los autores del estudio, puede activar las células madre del folículo piloso.

Gracias a que las células madre del folículo piloso no se agotan, podría ser posible reactivarlas en condiciones de estrés con mecanismos como la vía Gas6

“Tanto en condiciones normales como de estrés, la adición de Gas6 fue suficiente para activar las células madre del folículo piloso que estaban en la fase de reposo y para promover el crecimiento del cabello”, ha explicado Choi, asegurando que “en el futuro, la vía Gas6 podría explotarse por su potencial para activar las células madre para promover el crecimiento del cabello. También será muy interesante explorar si otros cambios tisulares relacionados con el estrés están relacionados con el impacto de la hormona del estrés en la regulación de Gas6”.

El equipo de Hsu descubrió el año pasado cómo afecta el estrés a otro tipo de células madre situadas en el folículo piloso, las células madre de melanocitos que regeneran el pigmento del cabello. En concreto, encontraron que el estrés activa el sistema nervioso simpático y agota las células madre de los melanocitos, lo que provoca un envejecimiento prematuro del cabello.

Los hallazgos de ambos estudios revelan que aunque el estrés tiene un efecto negativo en ambos tipos de células madre, los mecanismos de actuación difieren, ya que mientras que el estrés agota las células madre de los melanocitos mediante señales derivadas de los nervios, el estrés evita que las células madre del folículo piloso produzcan nuevos cabellos de forma indirecta a través de una hormona del estrés secretada por las glándulas suprarrenales. Gracias a que las células madre del folículo piloso no se agotan, podría ser posible reactivar dichas células en condiciones de estrés con mecanismos como la vía Gas6.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD