PUBLICIDAD

La depresión durante el embarazo provoca cambios cerebrales en el bebé

Tener depresión o ansiedad durante el embarazo puede interferir en el desarrollo de la estructura cerebral del bebé en su primer mes de vida, lo que podría derivar en problemas de conducta en el futuro.
Escrito por: Natalia Castejón

05/09/2018

Una de cada cinco embarazadas presenta depresión o ansiedad durante la gestación, y según un reciente estudio realizado por miembros de la Universidad de Wisconsin (EE.UU.), padecer estos trastornos podría alterar el desarrollo cerebral de los bebés en su primer mes de vida, lo que puede originar problemas en la conducta durante su infancia.

Los investigadores entrevistaron a 101 mujeres que se encontraban en el tercer trimestre de la gestación y les preguntaron sobre si habían tenido ansiedad o depresión. Seis de ellas presentaron síntomas de depresión mayor, cinco de depresión moderada, y 42 de depresión leve. Después se realizaron resonancias magnéticas del cerebro de los bebés al mes de edad.

La microestructura de la sustancia blanca del cerebro estaba alterada en las resonancias magnéticas de los bebés cuyas madres habían tenido depresión en el embarazo

Los resultados, publicados en la revista JAMA Pediatrics, revelaron que la microestructura de la sustancia blanca del cerebro de los niños cuyas madres habían tenido depresión o ansiedad moderada era diferente de la de los hijos de las mujeres que no habían tenido estos trastornos. Este hecho podría provocar problemas en la conducta y en las emociones de los pequeños durante la infancia.

Las terapias conductuales como alternativa a los fármacos

Según exponen los autores del trabajo, las mujeres embarazadas que tienen ansiedad o depresión suelen descuidar su salud, comiendo menos de lo recomendable, o no acudiendo a las revisiones y visitas médicas necesarias durante la gestación. Por ello, estos trastornos suelen relacionase con bajo peso del bebé al nacer y problemas en su desarrollo.

Douglas Dean y el resto de los investigadores han alertado de la importancia de disfrutar de una buena salud física y mental durante la gestación, pues puede afectar de manera directa a la del bebé, incluso tiempo después del parto. También creen que aquellas embarazadas que tengan depresión pueden optar por terapias y tratamientos conductuales para tratarse en vez de tomar medicación, pues todavía no se conocen con exactitud los efectos de los antidepresivos en las embarazadas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD